El equipo de Reye

El síndrome de Reye es una enfermedad muy rara pero extremadamente grave, que afecta principalmente a niños de 4 a 12 años, aunque también se presenta en recién nacidos y adultos. Por tanto, puede encontrarse con cualquier persona, independientemente de su edad, con la misma probabilidad que hombres y mujeres. A menudo, la causa es el tratamiento incorrecto de la gripe y los resfriados en los niños.

imágenes falsas

Se ha informado una aparición más frecuente de este síndrome en hermanos, gemelos e hijos de parejas casadas que son cónyuges estrechamente relacionados. Los niños se enferman con mayor frecuencia en los períodos otoño-invierno e invierno-primavera, porque entonces son más propensos a sufrir infecciones virales del tracto respiratorio y gastrointestinal. Muy a menudo, la enfermedad es una complicación de una infección viral tratada con ácido acetilsalicílico, que se encuentra en muchas preparaciones con varios nombres comerciales, el más popular de los cuales es la aspirina. El riesgo de síndrome de Reye aumenta a medida que le da aspirina a su hijo para bajar la fiebre. Luego, las mitocondrias están severamente dañadas, probablemente debido a la alteración del metabolismo de las células infectadas con el virus. El niño desarrolla encefalopatía no inflamatoria (daño cerebral) e insuficiencia hepática.

El síndrome fue descrito por primera vez en 1963 en Australia por R. Douglas "a Reye", quien informó sobre 21 niños con encefalopatía y esteatosis. Anteriormente, se clasificaba como meningitis o intoxicación por drogas. En la década de 1970, la incidencia del síndrome de Reye era alta, oscilando entre 0,8 y 6 / 100.000 por año. personas de la población de estudio. Desde entonces, se ha observado una disminución progresiva en la incidencia, probablemente debido al uso menos frecuente de aspirina en niños.

De causa desconocida

Posibles causas de la enfermedad:

1. Infecciones virales:

  1. influenza, parainfluenza, herpes, culebrilla, rubéola, Coxsackie, CMV, EBV, adenovirus, rinovirus

2. Drogas:

  1. aspirina: su relación con el desarrollo de la enfermedad de Reye se ha confirmado en varios estudios epidemiológicos realizados en diversas partes del mundo. Estos estudios mostraron que el síndrome de Reye se desarrolló en <0,1% de los niños que usaban aspirina, y se observó que la aspirina se había usado antes en el 80% de los pacientes con síndrome de Reye. Los resultados de estos estudios cambiaron las recomendaciones para el uso de aspirina en niños
  2. ácido valproico utilizado para tratar la epilepsia
  3. antieméticos, principalmente fenotiazina

3. Otro:

  1. insecticidas
  2. pesticidas
  3. pinturas
  4. aflatoxinas de hongos
  5. Aceite de margosa

La literatura también describe trastornos congénitos del metabolismo, cuyo cuadro clínico es similar al síndrome de Reye. Incluyen, entre otros defectos de oxidación de ácidos grasos, trastornos del ciclo de la urea, trastornos del metabolismo de los carbohidratos o acidosis orgánica.

Puede ser mortal

El curso del síndrome de Reye es de dos fases.

Fase I.

Síntomas de infección del tracto respiratorio superior, síntomas de varicela o rubéola (principalmente en niños mayores). También pueden producirse alteraciones gastrointestinales (con mayor frecuencia en bebés).

Fase II.

Vómitos rápidos del tercer al sexto día, luego síntomas de diversos grados de daño al sistema nervioso. Esto puede incluir excitación, delirio, convulsiones y coma. La tensión muscular suele aumentar y se manifiesta en una curvatura de la espalda arqueada o rigidez del cuello. Puede experimentar dificultades para respirar y un aumento de la frecuencia cardíaca. El aumento de la presión intracraneal, como resultado del edema cerebral, a menudo causa diversos grados de deterioro de las funciones neurológicas. La enfermedad puede durar de 6 a 10 días, terminando con una recuperación completa, dejando defectos neurológicos permanentes e incluso la muerte (en el 50% de los casos).

Las pruebas de laboratorio muestran:

  1. aumento de las enzimas hepáticas (AST y ALT)
  2. aumento de la concentración de amoniaco
  3. disminución de los niveles de glucosa
  4. disminución del índice de protrombina
  5. aumento de la leucocitosis en los recuentos sanguíneos
  6. la naturaleza no inflamatoria del líquido cefalorraquídeo
  7. hígado graso evaluado por histopatología

Se encuentra después de excluir otras enfermedades.

Una amplia variedad de afecciones pueden seguir un curso similar al síndrome de Reye, por ejemplo, meningitis, encefalitis, hepatitis, intoxicación por drogas y toxinas, así como enfermedades metabólicas. Además, no existen pruebas diagnósticas que nos permitan diagnosticar la enfermedad con certeza. Por lo tanto, el enunciado del síndrome de Reye sigue a la exclusión de otras causas más probables de los trastornos observados. El diagnóstico de la enfermedad se basa en lo siguiente: curso bifásico típico, generalmente sin ictericia, naturaleza no inflamatoria del líquido cefalorraquídeo, resultado del examen histopatológico de la biopsia hepática, exclusión de otras causas de encefalopatía aguda e insuficiencia hepática.

Es extremadamente importante que los padres vigilen cuidadosamente a un niño con una infección del tracto respiratorio para iniciar el tratamiento adecuado lo antes posible en caso de síntomas alarmantes. Los síntomas perturbadores que deberían llevar a los padres a consultar a un médico incluyen: vómitos violentos después de tomar aspirina, irritabilidad del niño, convulsiones, somnolencia excesiva, confusión, respuestas inadecuadas a preguntas, confusión o coma. Al buscar la causa de vómitos violentos con alteración de la conciencia en un niño que ha tenido una infección viral y fue tratado con aspirina, siempre se debe considerar la presencia del síndrome de Reye.

Tratamiento intensivo

El tratamiento del síndrome de Reye debe realizarse en un entorno hospitalario, a menudo en unidades de cuidados intensivos, ya que requiere un seguimiento muy cuidadoso del estado del paciente y, a menudo, actividades terapéuticas intensivas. Tiene como objetivo mejorar el estado general del niño y prevenir complicaciones, que pueden ser graves. La terapia aquí consiste principalmente en la rehidratación y el uso de medicamentos sintomáticos (antipiréticos, antieméticos).Si no se pueden mejorar los signos vitales del paciente, se utilizan manitol, furosemida y dexametasona para reducir la presión intracraneal y prevenir el deterioro neurológico.

Cómo reducir el riesgo

En la actualidad, no se ha desarrollado un tratamiento causal para el síndrome de Reye ya que aún no sabemos cuál es la causa raíz. Por lo tanto, los principios de prevención de esta enfermedad potencialmente mortal son particularmente importantes. Los científicos han demostrado un vínculo entre la infección viral tratada con aspirina y el desarrollo del síndrome de Reye y han limitado las indicaciones para su uso en niños. La aspirina en niños solo se puede recetar en circunstancias excepcionales, como la enfermedad de Kawasaki. Además de estos casos, no debe usar aspirina y otros medicamentos que la contengan en niños menores de 12 años, especialmente durante una infección viral. En cambio, se recomienda el paracetamol, que también tiene propiedades antipiréticas y analgésicas y es más seguro que la aspirina.

El ácido acetilsalicílico es un medicamento que está disponible y se anuncia ampliamente como seguro y eficaz para combatir los síntomas del resfriado y la gripe. Puede comprarlos sin receta, incluso en los supermercados. Para comprobar si la preparación no contiene ácido acetilsalicílico, lea atentamente los folletos informativos. Evitar su uso en niños reducirá el riesgo de síndrome de Reye.

Texto: lek. Baya de Kumik

Etiquetas:  Salud Psique Sexo-Amor