Un antibiótico común puede ser peligroso

Los investigadores británicos advierten a las mujeres embarazadas que al tomar un antibiótico popular pueden exponer a sus bebés por nacer a la epilepsia y la parálisis cerebral.

Johan Larson / Shutterstock

Los investigadores están pidiendo un control de seguridad de la eritromicina, un antibiótico popular que se usa para combatir las infecciones bacterianas, la inflamación del tracto urinario y la neumonía. Debido al espectro de acción similar a la penicilina, la eritromicina se prescribe a personas alérgicas al primer fármaco.

Un equipo de investigadores del Great Ormond Street Hospital y University College London, analizó la función cerebral de casi 200.000 niños británicos, un tercio de los cuales había tomado antibióticos durante el embarazo.

En general, no hubo una mayor incidencia de epilepsia o parálisis cerebral en los hijos de madres que tomaron antibióticos durante el embarazo, pero un tipo de antibiótico causó preocupación entre los investigadores.

Las mujeres que tomaron eritromicina u otros antibióticos macrólidos tenían el doble de probabilidades de dar a luz a niños con enfermedad cerebral que las tratadas con penicilina durante el embarazo.

Una cosa es segura, el Dr. Christoph Lees del University College London le dijo a The Daily Mail que las mujeres embarazadas definitivamente deben tomar antibióticos recetados ya que las complicaciones de una infección no tratada pueden ser catastróficas para el feto.

"Para ser claros, el riesgo adicional para un niño de tomar macrólidos, si lo hay, es muy pequeño", agregó.

Un portavoz de la MHRA, la agencia del Reino Unido para la seguridad de los medicamentos y la seguridad del tratamiento, dice: “Las mujeres embarazadas a las que se les han recetado antibióticos deben continuar el tratamiento según las indicaciones, pero si tienen alguna inquietud, deben hablar con su médico.

Los resultados del estudio son publicados por la revista científica en línea PLoS ONE.

Etiquetas:  Salud Sexo Sexo-Amor