Bienestar antes del parto: presagios del próximo parto

Los últimos días antes del nacimiento son un momento exigente para muchas mujeres. A menudo, hay dolor de espalda, molestias digestivas y el estrés de una terminación cercana. Por otro lado, hay alegría y entusiasmo por la fecha que se acerca de dar la bienvenida al niño al mundo. El bienestar de cada mujer embarazada antes del parto puede manifestarse de una manera completamente diferente.

Prostock-estudio / Medonet

¿Es normal sentirse mal antes del nacimiento?

El período de embarazo es un momento muy especial para la mujer, lleno de alegría, vivencias emocionales profundas, así como momentos de bienestar deteriorado y dolencias corporales desagradables. Las últimas semanas y días antes del parto pueden ser un momento particularmente difícil para las mujeres embarazadas. A veces, el dolor en varias partes del cuerpo, las náuseas, la diarrea y los cambios de humor pueden pasar factura. No es raro que se sienta mal antes de dar a luz.

Leer: ¿Cómo se prepara el cuerpo para el parto?

Bienestar antes del parto: desde las lágrimas hasta la risa

Una mujer cuyo embarazo está a punto de terminar puede sentir todo un espectro de emociones. No es de extrañar que haya estrés, ansiedad y nerviosismo. Para muchas mujeres embarazadas, dar a luz es un evento muy estresante porque no saben qué esperar y temen sus complicaciones. Además, el miedo por un niño puede ser grande junto con el deseo de nacer sano y salvo.

Hacia el final del embarazo, el cuerpo siente fuertemente los efectos del estado alterado. El dolor en la columna, los muslos y el área de la ingle es común. Hay dolores de cabeza, mareos, náuseas, vómitos y diarrea. Todo se suma a sentirse cansado e irritable. Además, hay hormonas cuya tarea es preparar el cuerpo para el parto, pero también tienen una fuerte influencia en la psique.

Ver: Las dolencias más populares del embarazo: ¿de qué se derivan y cómo tratarlas?

Por otro lado, las mujeres a menudo se sienten bien antes de dar a luz a pesar de las molestias. Están llenos de energía, alegres y llenos de energía. Están felices de terminar sus preparativos para dar la bienvenida a un nuevo miembro de la familia, impulsados ​​por el entusiasmo por conocer a su hijo.

Malestar antes del parto: ¿cómo ayudarse a sí misma?

Muchas mujeres se sienten muy mal antes de dar a luz, pero por lo general esto no debería ser motivo de ansiedad adicional. Vale la pena vigilar de cerca su cuerpo y controlar los movimientos de su bebé. A menudo, las mamás están preocupadas porque a medida que se acerca la fecha de parto, el bebé comienza a moverse con menos frecuencia. Esto es normal hasta cierto punto, ya que hay muy poco espacio al final del embarazo.

Ver también: depresión posparto: causas, síntomas, tratamiento

Sin embargo, si una mujer se siente ansiosa por su bienestar o la actividad del niño, vale la pena acudir al ginecólogo. Antes de dar a luz, es bueno reducir la velocidad, descansar y relajarse. No es fácil olvidarse de la ansiedad y la inseguridad, pero tratar de distanciarse de los miedos y concentrarse en lo positivo definitivamente mejorará su bienestar. Descansar, divertirse y hacer algunos ejercicios suaves para embarazadas seguramente mejorará su estado de ánimo antes del parto.

Los miedos de toda mamá. ¿Cómo domesticarlos?

Debilidad antes del parto.

Muchas mujeres se quejan de que no tienen fuerzas antes de dar a luz. Las mujeres embarazadas también se ven debilitadas por el insomnio, cuando el reposo en cama se ve dificultado por el dolor o el malestar causado por la presión del niño sobre varios órganos. La fatiga antes del parto ocurre con frecuencia y no vale la pena luchar con ella. Hay muchos cambios en el cuerpo para ayudarla a adaptarse al parto tanto como sea posible. Es mejor ceder e incluso si la mujer se sintió muy bien y muy activa durante todo el embarazo, ahora debe dejarse llevar y concentrarse en descansar.

Náuseas, vómitos y diarrea antes del parto.

Uno de los síntomas más desagradables y molestos del próximo parto son los problemas de estómago. El bienestar de una mujer embarazada puede verse reducido significativamente por las náuseas y la diarrea que ocurren unos días antes del nacimiento. El sistema digestivo se ve afectado por niveles elevados de progesterona. A menudo, el bebé tiene la edad suficiente para comprimir el estómago, lo que provoca náuseas y aumento de la acidez. También hay vómitos recurrentes, ya que el cuerpo se limpia a sí mismo en preparación para el parto.

Beber decocciones de hierbas de menta, manzanilla o diente de león puede ayudar a aliviar el malestar estomacal. La diarrea también es común. Esto se debe a que los intestinos se están limpiando a medida que el propio cuerpo deja más espacio para el canal del parto. Las mujeres a menudo se sienten peor porque pierden el apetito. Otros, en cambio, tienen un apetito muy estimulado porque el cuerpo cosecha energía para el nacimiento.

Otros temas que te pueden interesar:

  1. Los últimos días antes del parto: síntomas, bienestar, dolencias.
  2. Todo lo que quieres saber sobre el parto.
  3. No puedes engañar al reloj biológico

El contenido del sitio web healthadvisorz.info tiene como objetivo mejorar, no reemplazar, el contacto entre el usuario del sitio web y su médico. El sitio web está destinado únicamente a fines informativos y educativos. Antes de seguir los conocimientos especializados, en particular los consejos médicos, contenidos en nuestro sitio web, debe consultar a un médico. El Administrador no asume ninguna consecuencia derivada del uso de la información contenida en el Sitio web. ¿Necesita una consulta médica o una receta electrónica? Vaya a healthadvisorz.info, donde obtendrá ayuda en línea de forma rápida, segura y sin salir de casa. Ahora puede utilizar la consulta electrónica también de forma gratuita en el marco del Fondo Nacional de Salud.

Etiquetas:  Sexo-Amor Medicamentos Salud