Luto: características, etapas. ¿Cómo puedo lidiar con el dolor?

El duelo es un proceso psicológico complejo que lleva a aceptar la pérdida de un ser querido. Todos necesitan tiempo para recuperarse de la muerte de alguien importante en su vida. A veces, adaptarse a una nueva situación resulta extremadamente difícil, pero siempre puede acudir a un especialista en busca de ayuda. ¿Qué papel juega la psicoterapia en las personas en duelo?

YAKOBCHUK VIACHESLAV / Shutterstock

¿Qué es el duelo?

Todos experimentan el dolor de manera diferente a la pérdida de un ser querido. Muchos comportamientos y emociones son similares, pero cada pérdida es muy individual y única. La literatura gira en torno a la afirmación de que el proceso de duelo es consecuencia de la pérdida de otra persona. Una definición similar se encuentra en el Diccionario de la lengua polaca, que define el duelo como "tristeza por la pérdida de un ser querido" o "un momento específico después de la muerte de un ser querido, en el que se usa el atuendo apropiado y participar en la vida social ".

En general, el duelo es una respuesta psicológica, social y somática a la muerte de otra persona. Las características que caracterizan el duelo incluyen:

  1. depresión profunda,
  2. negar la pérdida
  3. llanto
  4. irritación,
  5. ansiedad,
  6. inclinarse,
  7. sentirse cansado,
  8. pérdida de interés en el mundo exterior,
  9. inhibición de la actividad,
  10. Retirada de actividades que no están relacionadas con los recuerdos del objeto perdido.

De hecho, cada persona "atraviesa" un período de duelo de manera diferente. Es fundamental tener en cuenta que la muerte y el duelo que conlleva es algo natural, algo que todo ser humano tiene que afrontar. Es un proceso individual y único. Solo las respuestas emocionales al dolor pueden variar de una persona a otra.

Las etapas del duelo

El curso del duelo se puede dividir en etapas. No obstante, conviene recordar que el duelo es un asunto individual y las fases de duelo no siempre siguen el patrón que se indica a continuación. Cathreine M. Sanders distingue cinco etapas del duelo:

  1. choque,
  2. tomando conciencia de la pérdida,
  3. autoprotección - retirada,
  4. recuperación,
  5. Desde el principio.

La primera fase, el llamado shock, se caracteriza por el hecho de que ocurre inmediatamente después de la muerte de un ser querido. Se acompaña de un sentimiento de incredulidad, ira, desamparo interior y agitación. Puede mostrar una fuerte expresión de emociones: llanto, gritos, comportamiento violento o como entumecimiento, inmovilidad, incapacidad para expresar sentimientos.

Al referirse a la muerte de un padre, los niños pueden sentir caos interior, confusión y miedo de cómo será su futuro. Los niños mayores y los adultos sienten un gran dolor porque constantemente piensan en el padre fallecido y buscan desesperadamente el significado de su muerte. Es imposible decir cuánto puede durar la etapa de shock, puede durar varios meses o varios días.

La siguiente etapa: darse cuenta de la pérdida se caracteriza por una fuerte ansiedad causada por la separación de un ser querido. La persona en duelo es consciente de lo que ha sucedido, pero emocionalmente no puede aceptarlo. A menudo está al borde de una crisis nerviosa, luchando por mantener el equilibrio. Es muy importante que el niño experimente todo el dolor durante esta fase. Hay un sentimiento de gran pesar y rabia al mismo tiempo.

La autoprotección / retraimiento es la fase en la que existe un sentimiento de impotencia sobre la vida cotidiana. El doliente se retira de la vida social, o incluso no participa en absoluto en ella. Esta fase puede ser un período de profunda desesperación, ya que todos los mecanismos de defensa se han debilitado gravemente. El doliente necesita soledad y descanso para recuperar la energía perdida.

A esta etapa le sigue una supuesta recuperación. Los síntomas típicos de esta fase son: recuperar el control, renunciar a roles antiguos, crear una nueva identidad, perdonar y olvidar, buscar sentido, curar la herida.

Según Sanders, la etapa final del duelo es la renovación. Aquí se acepta por completo la muerte de la persona más cercana. Después de la pérdida, la persona se vuelve socialmente activa, no evita las reuniones sociales, comienza a vivir de nuevo.

Hygge, o la filosofía danesa de la felicidad

¿Cómo experimentamos el duelo?

El duelo es un proceso natural que te permite adaptarte gradualmente a una nueva situación. La ayuda psicoterapéutica no siempre es necesaria y muchas personas afrontan la pérdida por su cuenta. Un tema importante es la necesidad de experimentar el duelo y las emociones que lo acompañan. Si el proceso de duelo se interrumpe o se interrumpe de alguna manera, puede tener consecuencias para la salud y una reacción depresiva. Es por eso que debe buscar la ayuda de un psicoterapeuta cuando resulta que es demasiado difícil superar el duelo por su cuenta o cuando tenemos problemas para comprender los sentimientos que nos acompañan.

Los primeros meses de duelo suelen ser los más duros, cuando las emociones negativas son las más intensas. Los sentimientos de vacío, impotencia, ira y culpa pueden manifestarse dentro del año de la muerte, especialmente en fechas importantes o aniversarios. En general, se acepta que el duelo dura de uno a dos años, pero en la práctica cada caso es diferente. La duración del duelo depende solo de nosotros mismos.

Si nos preocupa que hayamos reprimido demasiado nuestras emociones o que la tristeza fuerte persista durante demasiado tiempo, vale la pena hablar con un psicólogo. La participación en psicoterapia es una oportunidad para contactar con una persona que te acompañará en los momentos difíciles, y además te explicará de dónde vienen las emociones que no entendemos.

No solo la desesperación, la tristeza y la ira son problemáticas para quienes están de luto. Es particularmente difícil aceptar la sensación de alivio, paz o alegría; aparecen especialmente en el caso de la muerte de un padre que ha tenido una enfermedad crónica. Las reuniones terapéuticas pueden ayudarlo a aceptar respuestas emocionales tan variadas.

Leer: Cuando un sueño amenaza de muerte

Consejos para sobrevivir al duelo

Después de perder a un ser querido, puede resultar difícil saber qué hacer a continuación. Aquí hay algunos pasos que puede seguir para sobrevivir a este período de duelo:

  1. permítase estar triste, ningún paso es más importante que este. Aprecia, acepta y deja que tu tristeza sea una respuesta natural a tu pérdida. Permítete sentir el dolor. La tristeza reprimida no desaparece. El arrepentimiento es una mezcla de muchos sentimientos desagradables. Puede sentirse triste, enojado o lleno de remordimiento, arrepentimiento o anhelo. Todos estos sentimientos son naturales
  2. exprese su tristeza - exprese sus sentimientos. Llora cuando debes llorar. Enfadarse cuando se enoje. Cuanto más exprese su dolor, más libre estará de él.
  3. tenga paciencia consigo mismo: el duelo es un proceso que lleva tiempo. Avanzar no es necesariamente rápido o fácil, pero es posible. Confíe en que puede y se ocupará de su pérdida. Llegará el día en que recordará a su ser querido sin dolor.
  4. Esté ocupado: no puede detenerse en la tristeza o la pérdida cada momento de vigilia. En su primer momento de tristeza, puede sentir que no puede controlar la magnitud de su sufrimiento. Pero puedes con amigos, con actividades y un plan que crea un salvavidas,
  5. Haga deporte: caminar, nadar o cualquier cosa que le guste puede ayudarlo a sentirse mejor. A través del ejercicio, desarrolla fuerza física, libera tensiones, se revitaliza y se mantiene en forma. El ejercicio libera endorfinas que mejoran su estado de ánimo
  6. cambiar algo - es natural que queramos que todo sea como era cuando nuestro amado estaba con nosotros. Sin embargo, eso no mantiene viva a la persona. Si bien la pérdida nunca es fácil de afrontar, debemos recordar que podemos seguir viviendo. En este proceso, debemos cuidarnos a nosotros mismos y a nuestras necesidades.

Lea también: Psicoterapia para la depresión: ¿qué tipo de ayuda debería elegir?

Psicoterapia después de la pérdida de un ser querido.

Aprovechar la psicoterapia después de la pérdida de un ser querido es una opción abierta para cualquier persona que tenga dificultades para lidiar con las emociones que la acompañan. Las personas con duelo anormal son un grupo especial recomendado para psicoterapia. Esto puede ser un dolor intenso con un fuerte sentimiento de culpa, enfermedad física y depresión.

Hay casos de desesperación prolongada, ansiedad violenta, trastorno de estrés postraumático, síntomas psicóticos y pensamientos suicidas.

Recibiremos una referencia para consulta con un psicólogo o psicoterapeuta del médico de familia. Según el estado mental y las recomendaciones del especialista, podemos utilizar psicoterapia individual o psicoterapia grupal. También debe recordarse que durante el período de duelo, tanto adultos como niños y ancianos pueden necesitar la ayuda de un especialista.

Contenido del sitio healthadvisorz.info tienen como objetivo mejorar, no reemplazar, el contacto entre el Usuario del Sitio Web y su médico. El sitio web está destinado únicamente a fines informativos y educativos. Antes de seguir los conocimientos especializados, en particular los consejos médicos, contenidos en nuestro sitio web, debe consultar a un médico. El Administrador no asume ninguna consecuencia derivada del uso de la información contenida en el Sitio web. ¿Necesita una consulta médica o una receta electrónica? Vaya a healthadvisorz.info, donde obtendrá ayuda en línea de forma rápida, segura y sin salir de casa.

Etiquetas:  Psique Medicamentos Salud