Libido: trastornos, reducción, elevación, formas de estimular

La libido mantiene a muchas personas despiertas por la noche. ¿No está perturbado por casualidad? ¿Qué hacer para cambiar su nivel? ¿Qué factores pueden influir en la libido? Encontrará las respuestas a todas estas preguntas a continuación.

Andrey_Popov / Shutterstock

¿Qué es la libido?

La libido también se conoce como deseo sexual. Este término fue introducido por primera vez por Sigmund Freud, quien lo utilizó para describir la energía vital entendida como energía sexual. Hoy, en el sentido popular, este término es simplemente una excitación sexual mental destinada a satisfacer las necesidades del cuerpo.

Factores que influyen en la libido

Existen muchos mitos sobre los factores que influyen en la libido. En lugar de comprar "drogas mágicas" en Internet, es mejor averiguar qué es lo que realmente impulsa nuestro deseo sexual. Este conocimiento evitará mucha frustración.

La libido está controlada principalmente por factores endógenos. Su regulación tiene lugar principalmente en la vía domapinérgica mesolímbica. Esto significa que la libido está regulada por la presencia de sustancias en el cuerpo como dopamina, serotonina, acetilcolina, noradrenalina, testosterona, estrógeno, progesterona y oxitocina. En otras palabras, la libido es en muchos casos pura química.

En las mujeres, la libido está estrechamente relacionada con el ciclo menstrual. Las mujeres experimentan el mayor impulso sexual unos días antes de la ovulación, que es cuando son más fértiles. También es natural reducir la libido como resultado de la menopausia, porque el nivel de estrógeno en el cuerpo de una mujer desciende drásticamente.

Los factores psicológicos y sociales también son importantes. El trauma infantil puede causar alteraciones permanentes de la libido. Sin embargo, debe recordarse que la depresión o incluso el estrés a corto plazo también pueden resultar en la pérdida del deseo sexual.

El estilo de vida también tiene un gran impacto en la libido. Las investigaciones muestran que la baja actividad física, el consumo de alcohol y el tabaquismo reducen significativamente la libido. Algunos productos farmacéuticos, incluida la anticoncepción hormonal, tienen un efecto similar. Algunas enfermedades, como la anemia, también pueden provocar una disminución de la libido.

Trastornos de la libido

Los trastornos de la libido pueden manifestarse tanto por un aumento como por una disminución del deseo sexual. En el primer caso, hablamos de hipersexualidad (ninfomanía y satirismo), y en el segundo, de hipolibidemia. Estos trastornos son difíciles de diagnosticar porque los estándares de libido no pueden definirse claramente.

¿Cómo aumentar la libido?

Si tenemos la impresión de que nuestra libido es anormalmente baja, los médicos recomiendan encontrar primero la causa de esta afección. La disminución de la libido es a menudo el resultado del estrés, el agotamiento y la falta de sueño. Si cuidas estos factores, elimina los estimulantes, cuida una adecuada alimentación y actividad física. También verifique que los medicamentos que está tomando no reduzcan su libido. Si, a pesar de estos esfuerzos, el impulso no cambia, vale la pena consultar a un médico para buscar la causa en el cuerpo. Quizás padece un desequilibrio hormonal, anemia o alguna otra enfermedad.

Etiquetas:  Sexo Medicamentos Psique