¿Qué sucede cuando la glándula tiroides está enferma? Hashimoto: pieza de un rompecabezas más grande

La enfermedad fue descrita en 1912 por el Dr. Hakaru Hashimoto, un anatomopatólogo y cirujano japonés. La tiroiditis linfocítica crónica (tiroiditis autoinmune, AZT) es una enfermedad sistémica que conduce, entre otras cosas, a para el hipotiroidismo. Se aplica al 10 por ciento. población: mujeres, hombres y niños. ¡La lista de síntomas es extremadamente larga! La lista de comorbilidades es igualmente larga, por ejemplo: vitiligo, enfermedad de Lyme - enfermedades transmitidas por garrapatas, artritis reumatoide (AR), alergia, psoriasis, alopecia areata, lupus, hepatitis autoinmune, enfermedad celíaca, endometriosis.

Nerthuz / Shutterstock

Mariposa: pequeña pero importante

La glándula tiroides es una glándula pequeña. Su forma se asemeja a una mariposa con un volumen de unos 15-25 ml. La glándula tiroides produce, entre otros, tiroxina (sustrato / almacenamiento de T4), a partir de la cual se produce la forma activa de la hormona T3. Es un proceso muy complejo en el que influyen muchos factores. Las hormonas tiroideas son necesarias para el desarrollo y funcionamiento adecuados de un ser humano, por ejemplo, la deficiencia de hormonas tiroideas en los niños conduce a la inhibición del crecimiento (manteniendo las proporciones corporales de los niños) y retrasa la maduración sexual. Las hormonas tiroideas son el desarrollo y el metabolismo: regulan la producción de energía térmica, afectan los procesos intelectuales y el estado de ánimo, el trabajo del corazón, los músculos esqueléticos, los ovarios e intestinos.

¿Se pregunta cómo planificar adecuadamente su suplementación? Aprenda cómo apoyar de manera inteligente su tiroides y su sistema inmunológico en este enlace. ¡Conozca el protocolo de suplementación de Thyroset lo antes posible!

Las enfermedades más comunes de la glándula tiroides son:

• Hipotiroidismo,

• glándula tiroides hiperactiva,

• bocio neutro,

• bocio nodular,

• tiroiditis autoinmune o AZT

• neoplasia maligna de la glándula tiroides.

Enfermedad de Hashimoto e hipotiroidismo

El hipotiroidismo se manifiesta por una disminución de la producción de hormonas. Las razones de la secreción insuficiente de hormonas por parte de la glándula tiroides y los trastornos de su metabolismo son diferentes; puede ser, por ejemplo,Enfermedad de Hashimoto o tiroiditis autoinmune. El término "autoinmune" significa que el cuerpo ataca a sus propias células por error como resultado de una respuesta mal dirigida del sistema inmunológico. La enfermedad de Hashimoto también es un desajuste del sistema inmunológico que ataca su propia glándula tiroides. El de Hashimoto es la causa más común de hipotiroidismo y, a menudo, coexiste con otras enfermedades autoinmunes. Es una enfermedad autoinmune. El hipotiroidismo también puede ser causado por, por ejemplo, irradiación del cuello, cabeza, neurocirugía, terapia con yodo radiactivo utilizada en el tratamiento del hipertiroidismo. El interferón y la amiodarona, cuando se usan en medicina, también pueden contribuir al hipotiroidismo. El hipotiroidismo puede ser congénito. A veces, la causa de una glándula tiroides alterada es una enfermedad de la glándula pituitaria, que produce la hormona estimulante de la tiroides, TSH, que regula el funcionamiento de la glándula tiroides. El curso de la enfermedad, la gravedad de los síntomas del hipotiroidismo varían según el grado de deficiencia hormonal, el estado general del cuerpo y la eficiencia del metabolismo. El hipotiroidismo es uno de los síntomas de una enfermedad autoinmune que se disemina por todo el cuerpo.

En el curso natural de la enfermedad de Hashimoto, pueden aparecer síntomas de la llamada hiperactividad. Hashitoxicosis (¡no confundir con la enfermedad de Graves!). El trastorno inicialmente considerado muy raro, recientemente descrito cada vez con más frecuencia es la encefalopatía de Hashimoto - rasgos característicos: alto nivel de anti-TPO, varios síntomas del sistema nervioso, tanto neurológicos como psiquiátricos, imagen de EEG alterada.

El yodo como oligoelemento tiene un efecto positivo en la prevención de enfermedades de la tiroides. En Medonet Market puede comprar Kelp 630 mg, un suplemento dietético con yodo para ayudar a la glándula tiroides. La preparación ayuda a regular el nivel de hormonas producidas y contribuye al mantenimiento de un metabolismo energético adecuado.

Los síntomas del hipotiroidismo son numerosos.

Los pacientes con hipotiroidismo pueden experimentar: frialdad constante, debilidad, fatiga constante (¡a pesar de muchas horas de sueño!), Falta de ganas de vivir, dolor muscular, disminución de la libido, ralentización física y mental. Puede haber un estado de ánimo deprimido, baja autoestima, depresión manifiesta, trastorno bipolar, ansiedad, fobias, problemas de concentración y memoria (por ejemplo, falta de palabras), nerviosismo, irritabilidad, insomnio o letargo.

A menudo van acompañadas de: aumento de peso injustificado, estreñimiento molesto, retención de agua en los tejidos, sudoración excesiva. Durante el curso de la enfermedad, los niveles de colesterol pueden aumentar. Puede aparecer edema, especialmente en la cara (mixedema). La piel está muy seca y rugosa, el cabello se cae, las uñas están quebradizas. La sequedad es ubicua: ojos secos, falta de saliva y vagina seca. El sangrado menstrual se vuelve demasiado intenso y doloroso.

La enfermedad puede ir acompañada de: problemas de visión, taquicardia, anemia, deficiencia de vitaminas. D, dolor y rigidez en las articulaciones, hormigueo en todo el cuerpo. El hipotiroidismo no tratado en los niños puede causar trastornos del desarrollo físico y mental.

¿Quieres apoyar el trabajo de la glándula tiroides? Busque un suplemento dietético con selenio, que apoya la producción de hormonas tiroideas. Lo encontrará en Medonet Market a un precio atractivo.

¿Come mucho, pierde peso, sufre de insomnio? Puede tener un problema de tiroides.

Diagnóstico

Para realizar un diagnóstico es necesario realizar las siguientes pruebas: determinación del nivel de TSH (hormona pituitaria), fT4, fT3, anticuerpos anti-TPO, anticuerpos anti-TG, PRL (prolactina), ecografía de tiroides glándula (volumen de la tiroides). Para obtener una imagen completa, también vale la pena determinar: el nivel de ferritina, glucosa e insulina en la sangre y el perfil de lípidos (perfil de lípidos).

¡La experiencia del médico y su conocimiento de que los resultados "normales" no significan una buena salud son de gran importancia! Es responsabilidad del paciente preparar minuciosamente la historia clínica.

  1. Si desea realizar una prueba para detectar la enfermedad de Hashimoto, puede aprovechar los paquetes de pruebas de laboratorio especiales, como el panel disponible a continuación:

Suplementación hormonal

Compensamos la deficiencia de hormonas tiroideas tomando una hormona sintética. Al principio, se usan pequeñas dosis de la droga. Las dosis se determinan en proporción al peso corporal del paciente, teniendo en cuenta, sin embargo, su reacción individual a la preparación y su metabolismo individual. A veces, a pesar de la llamada Los pacientes con "equilibrio hormonal" todavía luchan con los síntomas del hipotiroidismo; la causa puede ser una insuficiencia hormonal metabólica. También sucede que a veces es necesario utilizar una mezcla de T3 / T4 o buscar otras soluciones.

El metabolismo óptimo de las hormonas está influenciado por muchos factores: estilo de vida, predisposición genética, cambios ambientales, alimentos altamente procesados ​​y modificados genéticamente. La suplementación hormonal no lo es todo. Para mejorar la calidad de vida, vale la pena definir su "status quo" y luego hacer cambios cuando sea posible. La nutrición es la base de nuestra existencia, por lo que vale la pena probar lo correcto: mediante prueba y error, cree su propia lista de productos. El mejor factor determinante será la mejora del bienestar: la autoobservación es la clave para la recuperación.

Dos mujeres excepcionales

Hanna H. Chmielewska, 58, Varsovia, editora de la guía para un paciente "¿Cómo vivir con Hashimoto?" y el fundador de la Fundación JakMotyl: tengo dos hijos y una nieta; todos sufrimos de Hashimoto y trastornos comórbidos. La enfermedad me cambió a mí y a mi vida. No recuerdo cuándo comenzó, pero puedo señalar las situaciones que más probablemente contribuyeron al desencadenamiento de procesos patológicos en mí.

Asocio la primera infancia con dolor agudo de rodilla, flatulencia y diarrea (yo era un niño en edad preescolar en ese momento), en aquellos días, la base de la nutrición era la leche y sus productos. Cuando era adolescente, tuve un ataque de nervios por la muerte de mi madre. A partir de ese momento, nada volvió a ser igual.

Cuando tenía 22 años, di a luz a una hija, un embarazo difícil y una vida después. Cuando tenía 28 años, tuve un aborto espontáneo. Tuve un hijo poco después de los cuarenta; me sentí muy mal durante mi embarazo. Poco después de dar a luz, comencé a tener varios síntomas severos: fatiga alternando con excitación y euforia, falta de impulso, cambios de humor, aumento y pérdida de peso, dolor y rigidez en músculos y articulaciones, dolores de cabeza. Mi cerebro estaba nublado, la vida continuaba como si estuviera detrás de un cristal. No pude encontrar la razón.

El viaje de médico a médico fue una pérdida de tiempo y dinero. Los resultados de la prueba seguían siendo "normales", así que debería estar bien. Escuché a médicos de esa edad, trabajo, vida, debería acostumbrarme.

El colapso dramático se produjo a finales de 2003/2004. - No pude funcionar. Empecé a descuidar mi trabajo (estaba dirigiendo mi propia empresa), dejé de trabajar en muy poco tiempo. Me derrumbé, perdí mi negocio y me diagnosticaron trastorno bipolar. Este estado de cosas duró varios años. Estuve en psicoterapia y farmacoterapia regulares durante cuatro años; el tratamiento no mejoraba, empeoraba. Los resultados de la prueba de control volvieron a ser "normales" (con la excepción de los niveles elevados de colesterol). NINGUNO de los médicos (¡y he estado en varias docenas!) ¡Buscó la causa de mi condición! Los resultados de las pruebas fueron el único factor determinante: ¡a nadie le importaba cómo me sentía!

En el curso de mi enfermedad actual, hubo momentos en los que me sentí mejor, a veces incluso me sentí eufórico. Fue entonces cuando me di cuenta de que mi hija (entonces de 25 a 26 años) había estado sufriendo de hipotiroidismo de Hashimoto desde la infancia. Tuvimos síntomas similares ... Sentí que mi depresión era un efecto, no una causa. Hice una ecografía de la glándula tiroides: la descripción indicó que la glándula tiroides es de solo 5 ml, es fibrótica e inflamada, leí: "Cambios en la glándula tiroides característicos de la enfermedad de Hashimoto". ¡BINGO!

Mi hijo tuvo un diagnóstico similar. Y, sin embargo, los resultados de nuestra investigación siempre estuvieron en el llamado ¡normal! ¡Estaba seguro de que estaba en el camino correcto! Fue un comienzo muy difícil para una "nueva vida". Mi investigación sobre enfermedades autoinmunes me llevó a una guía para pacientes alemana. La edición del texto traducido trajo comprensión y su publicación fue mi ancla. Descubrí algo nuevo todos los días. Entender la enfermedad es un proceso difícil, pero me ayudó a recuperarme. Han pasado seis años desde entonces, una época de altibajos. La enfermedad crónica enseña humildad: tuve que hacer muchos cambios, se referían a muchos aspectos de mi vida. Los más importantes fueron los cambios en la nutrición. A pesar de que era vegetariana y me preocupaba por la alimentación saludable, tuve que introducir una revolución: comencé a comer carne y eliminé: granos, productos lácteos y azúcar. Mi familia y yo somos conscientes de buscar productos que nos sirvan. Cambié mis experiencias traumáticas por algo positivo: puse a trabajar mi enfermedad. Recuperé mi autonomía de pensamiento y de vida. Muchas veces cuando estaba enferma, estaba sola y abandonada. Para mis familiares, vivir conmigo en la enfermedad fue ciertamente difícil, pero perseveraron y ¡encontré mi objetivo! Desde 2010. Ejecuto el sitio web Hashimoto.pl, y en 2013. Establezco una fundación: todos los días comparto mis experiencias, conocimientos adquiridos y adquiridos constantemente. Organizamos conferencias con conferencias de especialistas y talleres culinarios (cocinan Hashimotka). Hashimoto es uno de los muchos elementos de un rompecabezas mucho más grande, por lo que miramos al paciente como un todo, viéndolo como un ser humano.

Archivo privado / FALTA

Jadwiga Białobrzeska-Urbańczyk, 65, Racibórz - fundadora y administradora en Facebook "Hashimoto - Support Group" y la Asociación Polaca Hashimoto; durante 5 años - jubilado (ex cofundador de dos empresas de la industria del acero - su ex presidente y vicepresidente): Mi historia es la historia de una persona que trata de aprender sobre una enfermedad que afectó a mis familiares: hija, hermana, esposo y sobrino. Las experiencias más difíciles estuvieron relacionadas con la enfermedad de mi hija, la cual, a pesar de los intentos que se hicieron para diagnosticarla (pruebas anteriores, notaron síntomas), no fue debidamente diagnosticada por los médicos. Sin tratamiento, la enfermedad causó un trastorno general del cuerpo que incluía hinchazón de los ojos, síndrome de ovario poliquístico, resistencia a la insulina, alopecia areata y muchas enfermedades graves.

El diagnóstico lo hizo (después de seis años de vagar de médico en médico) un radiólogo (¡por completa coincidencia con motivo de otro examen!). En 2011, decidí conocer esta enfermedad; en ese entonces, se sabía poco sobre las enfermedades autoinmunes. enfermedades. Los médicos no parecían darse cuenta de cuál era el problema, lo ignoraban. Cuando recogí mucha información, decidí compartirla, el 6 de julio de 2011 creé un perfil en Facebook.

¡El interés fue enorme! Las pacientes comentaron incluso sobre asuntos íntimos, como la libido o problemas para quedar embarazada. Para protegerme del odio, creé el 17 de febrero de 2013. un grupo cerrado "Hashimoto - grupo de apoyo" [ed. el: 04/02/2016 tiene: 10,527 miembros más 200 miembros aceptables - ¡se agregan nuevos todos los días!], que tiene como objetivo intercambiar experiencias y apoyarse mutuamente con enfermedades de la tiroides, principalmente Hashimoto. Poco después, una docena de personas de este grupo se unieron y después de largos preparativos, fundamos la Sociedad Polaca Hashimoto, que el 21 de febrero de 2014 se inscribió en el Registro de la Corte Nacional; Me convertí en presidente. ABC Hashimoto está disponible en el Grupo de apoyo, así como una lista de médicos recomendados, publicaciones relacionadas con enfermedades autoinmunes y mucho más. Resultó que los pacientes tienen muchos problemas, como: sobrepeso, síndrome del intestino irritable, piel muy seca (a menudo propensa al eccema), psoriasis, vitiligo, depresión, sin mencionar la endometriosis, problemas para quedar embarazada o padecer los hijos de Hashimoto. Por eso configuré subgrupos temáticos, que fue una decisión extremadamente acertada. Siento que contribuí a la ayuda y el apoyo de un gran grupo de personas enfermas, diagnosticando su enfermedad o excluyéndola. ¡Es tan importante!

Archivo privado / FALTA

¿Cómo es la vida de Hashimoto?

Marta, Ilona, ​​Marta y Przemek, así como Ella y Él, hablarán sobre su camino sinuoso y lleno de baches.

Marta Plebanek, 47, Varsovia, internista de 2do grado (especialista en medicina interna), en el curso de especialización en endocrinología: Desde niña he tenido un problema de dolor abdominal después de comer, diarrea constante, erupciones (signo de lactosa intolerancia, pero eso lo sé hoy). Para la edad escolar, la diarrea desapareció, pero las erupciones persistieron. Los médicos le decían a mi mamá que yo no tenía peso. Cuando tenía 10 años experimenté una fuerte conmoción: mi compañero de clase cercano se ahorcó. El médico que me atendió desde niño notó que aumentaba la circunferencia de mi cuello (incluso hizo radiografías dirigidas a la "silla turca" porque tenía miedo de un tumor hipofisario). dijo que la glándula tiroides respondió al estrés, se hizo más grande. Tenía ansiedad, desmayos, palpitaciones; me diagnosticaron bocio de tiroides. Aparte de Neospazmina, no recibí ningún medicamento. Los trastornos del sueño y las pesadillas duraron hasta alrededor de los 20 años. Estudiar en Rusia - fue mejor - comí muchas frutas y verduras allí, no comí pan, no bebí leche - esto es la década de 1990, "perestroika". Terminé mis estudios en Gdańsk, un cambio de dieta, dolores abdominales, desmayos e hipoglucemia volvieron. "Los exámenes posteriores y la ecografía de la glándula tiroides mostraron pequeños quistes y un bulto con aumento del flujo, pero las hormonas eran" normales ". La biopsia sí no mostrar nada. En los años siguientes di a luz a dos niños por cesárea (perdí mucha sangre con la primera). Tuve anemia severa durante muchos años. Hace diez años me revisé la tiroides porque todavía no podía ' l hacer frente a la anemia, sequedad y picor de la piel. Un colega del endocrinólogo dijo que era el inicio de la observación "recomendada" de Hashimoto (TSH era 2,8). Luego abrí una especialización en endocrinología. Durante las pasantías conocí a más y más pacientes de Hashimoto. Fueron tratados como hipocondríacos porque tenían muchos síntomas diferentes, y la TSH, como el "tema principal", mostraba (en la mayoría de ellos) la llamada norma ". sabio endocrinólogo, Prof. Siekierzyński, quien destacó cómo avanza esta enfermedad. para los pacientes, pero le hizo darse cuenta de que hay muchos otros trastornos en el de Hashimoto, que aunque la enfermedad no se mata a sí misma, deteriora de manera exhaustiva la calidad de vida (entonces existía la tesis de que si el paciente tiene anticuerpos negativos, no existe el de Hashimoto - Yo estaba en este grupo). Empecé a tener dudas.El momento clave fue el aumento del dolor abdominal y la decisión sobre la gastroscopia, que mostró un aumento de los cambios inflamatorios: infecciones por helicobacter pyloria, condición precancerosa (¡eso es lo que nos enseñan!), Así que acepté la erradicación, es decir, el tratamiento con 3 antibióticos durante 6 semanas. ! Y ella comenzó a inclinarse uniformemente: mi cabello se caía a puñados, me hinchaba debajo de los ojos y en la parte inferior de las piernas, tenía frío, dormía todo el día, desarrollé urticaria, picazón en la piel, cuero cabelludo, aumento de peso (mi estómago dejó de doler durante unos 2 meses). Encontré información sobre una dieta: sin lactosa, sin gluten, sin azúcar. Empecé a usarlo y a tomar: probióticos, hierro, vitamina D3, ácido omega-3, zinc y Letrox. Durante 5 meses también he estado tomando Thybon (liotironina o t3) porque tenía frío. He estado tomando yodo durante un mes, la sensación de frío ha disminuido, pero el peso no ha vuelto, aunque hago ejercicio 4 veces por semana, no fumo, no bebo alcohol. Veo una mejora: mi cabello vuela menos. También probé a mis hijos: mi hija (22 años) y mi hijo (18 años) tienen un volumen reducido de la glándula tiroides con aumento de flujo, tienen hipotiroidismo. Mi madre y mi hermana tienen de Hashimoto. En mi trabajo utilizo muchos Hashimotes (las mujeres son la mayoría), en diversas etapas del diagnóstico, suelen ir acompañadas de diversos síntomas. La mayoría de las veces se quejan de fatiga constante, somnolencia y caída del cabello. La mayoría de ellos tienen una deficiencia de vitaminas concomitante. D3 - con síntomas similares al hipotiroidismo (aparte del aumento de peso) y deficiencia de hierro (vale la pena medir el nivel de ferritina). Muchos de ellos ya están tratados, pero también se les desaconseja la tiroxina: no ven ningún efecto espectacular y están buscando las causas del malestar. Es difícil convencer a un paciente de que cambie su dieta, elimine productos. Para controlar la enfermedad, hay que partir de la fuente, es decir, el intestino. Lo conozco perfectamente.

Archivo privado / FALTA

Archivo privado / FALTA

Ilona Machajska-Glińska, 33 años, Varsovia, abogada: Me diagnosticaron en febrero de 2010, pero creo que me enfermé durante el embarazo; tuve problemas para mantener el embarazo, lo toleré muy mal, subí de peso (el día del parto pesaba 98 kg, ¡no me estaba atiborrando!). Cuando era niño, era delgado. El estreñimiento fue un gran problema para mí en la adolescencia, resultó en dolor abdominal severo algunas veces y perdí el conocimiento. Desde que tomo hormonas, ocurre lo contrario: corro al baño varias veces al día. En 2004. Comencé mi vida adulta: casarme, trasladar a mi hijo con mi suegra, estudiar, trabajar. Tenía mucha energía, no podía quedarme quieto. De repente, como si toda esta energía se me hubiera agotado. Tuve que obligarme a hacer todo. Estaba lloviendo en 20 con su hijo! Había síntomas graves: náuseas, problemas intestinales, mareos, pérdida del equilibrio ("helicópteros" todos los días, como si estuviera borracho). Me puse de mal humor y triste. Estaba horrorizado. Me remitieron al hospital de la calle Sobieski y me examinaron neurológicamente; los análisis de sangre básicos no mostraron nada. Después de una serie de exámenes y pruebas, el neurólogo abrió las manos. Finalmente, casualmente me pidió que me hiciera una prueba de hormonas tiroideas. ¡Bingo! " Visitas al endocrinólogo, nuevas pruebas y diagnóstico: Hashimoto e hipotiroidismo. Me dieron hormonas. Bajó de peso, tenía más energía. Después de un año de tratamiento, decidí separarme de mi esposo, ¡hasta ahora no tenía fuerzas! Mis problemas intestinales persistieron y perdí mucho peso. Tuve un examen gastroenterológico, pero no se encontró nada. Conseguí un nuevo trabajo, prestigioso, bien pagado y extremadamente estresante. El estrés que duró alrededor de 2 años hizo que la enfermedad regresara: aumento de peso, comenzaron los problemas para dormir, se intensificó el dolor abdominal, empeoraron los resultados morfológicos, aparecieron ansiedad, palpitaciones y disnea antes de irse a dormir. Una vez más, no tenía fuerzas para nada. Estaba buscando ayuda: leí mucho, encontré un grupo de apoyo en Facebook y allí descubrí que podría ser intolerante al gluten y a la lactosa. Afortunadamente, ya no trabajo en este "koljós", tengo menos estrés. Los peores días son aburridos, lo llamo "cerebro hinchado". La niebla mental hace la vida muy difícil; en el trabajo debo ser inteligente, cuidadoso, porque cualquier error puede tener consecuencias irreversibles. Todos los días lucho con la pesadilla del insomnio, una vez que me dormí muy temprano y ahora alternativamente, incluso me caigo por unos días y luego no puedo dormir en absoluto. Soy muy explosivo y llamativo, antes no era así. Desde que comencé a tomar la hormona, estoy extremadamente delgada: con 171 cm peso 55 kg. Debería disfrutarlo, pero cuesta 6 años de dolor de estómago, ¡todos los días! El reexamen para gastroenterología no mostró nada. Pensé que era intolerancia a los alimentos, mala absorción, intestino permeable. Elimino la lactosa, reduzco el gluten y bebo jugos de vegetales frescos. El vientre no duele. Dado que el Hashimoto se puede heredar, también reviso a mi hijo (11 años), debido a algunas dolencias que pueden ser un derivado de una tiroides enferma, por ejemplo, es regordete, a pesar de que practica deportes, tiene alergias y problemas intestinales. (desde el nacimiento), tiene problemas de concentración y para conciliar el sueño, también se encontró disortografía. Los resultados de sus pruebas siguen siendo "normales". Permítanme agregar que la falta de apoyo del medio ambiente es frustrante. Tengo la impresión de que mis amigos me tratan como a un histérico porque a menudo me enfado. Mi esposo y su mamá pensaban que yo era un vago. Cuando mi amiga dijo que posponía el examen de la abogacía, me acusó de falta de ambición y yo sabía que no podría hacerlo intelectualmente. Tengo el apoyo de mi mamá (57) que también tiene Hashimoto.

Archivo privado / FALTA

Marta, 30 años, Wrocław, trabaja en una empresa de subcontratación: desde diciembre de 2015. Soy oficialmente Hashi. Diagnóstico: ¡Miedo, arrepentimiento e ira! Creo que la causa de la enfermedad puede estar en el estrés y tomar muchos antibióticos (faringitis estreptocócica frecuente); cuando tenía 2-3 años tuve 2 operaciones por cálculos renales. Yo era un adolescente cuando murió mi papá. Mi madre me crió. Luego tuve un grave accidente automovilístico. También sentí profundamente la muerte de mi amado abuelo. Nunca quise ser peor, ya en la escuela secundaria había problemas para dominar rápidamente el material; ¡Estaba durmiendo como un loco! No me rendí, me concentré en la motivación y el éxito; libros como B. Tracy me ayudaron. Actualmente, a la edad de 30 años, estoy terminando mi filología holandesa. Desde que tengo memoria, me he estado quejando de fatiga, letargo y frialdad. Los médicos me miraron como si estuviera buscando un agujero en todo. También tengo problemas de estómago, dolores. Tres gastroenterólogos en 2 años, cada uno recetó medicamentos que no ayudaron en absoluto. ¡NINGUNO propuso ninguna investigación! Se me caían el pelo y las cejas. La menstruación dolorosa es la norma (recientemente, incluso 8 analgésicos en una noche no ayudaron); Siento mucha incomodidad durante la ovulación. ¡Y DIARIAMENTE lucha contra la falta de concentración, la fatiga, la apatía y la somnolencia! En un momento, descubrí que TENGO QUE HACER ALGO, ¡porque me estoy volviendo loco! Empecé a buscar, leer, había una transmisión de radio ... La cantidad de información estaba más allá de mí. Una ecografía reciente mostró que mi tiroides se parecía al queso suizo. Las pruebas de anticuerpos confirmaron que tengo el de Hashimoto. Estoy peleando. Horneo pan, lo cocino sin gluten, lactosa ni azúcar. Me levanto a trabajar a las 6 en punto; luego 8 horas de concentración - ¡para mí es alcanzar los picos más altos y empinados! Hay días en los que no tengo fuerzas para levantarme, entonces mi prometido me abraza y besa suavemente. Ayuda. [sonrisa]. Mi trabajo requiere concentración y atención: proporciono información escrita a los clientes de una empresa de telecomunicaciones. Cuando ocurre una crisis, tomo un breve descanso. Estoy comprometido con un hombre maravilloso, Przemek me apoya, me ayuda, me recuerda sobre la toma de medicamentos, sobre la investigación. Cuando pienso que no podré tener hijos por mi enfermedad, lloro, me toma en sus brazos y me explica que lo podremos hacer. Es un chico, ¡un sueño! Para él, trato de controlar mis emociones, arrebatos de ira y gritos. Incluso una pequeña cosa puede enfurecerme: tazas extraviadas u otra trivialidad bastarán. Intento (pero no siempre lo consigo) no estallar en agresiones y no hacer peleas, porque me agota a mí y a mi relación. Mi familia está al tanto de la enfermedad. Le expliqué que la fatiga, la falta de concentración y la somnolencia no son el resultado de los caprichos y la pereza, sino el resultado de una enfermedad. A veces me pregunto: ¿tal vez soy un vago, un desesperado? Luego vuelvo al foro, donde leo que somos miles, me calma.

Przemek (38, Wrocław), cuando se le pregunta qué siente cuando Marta de repente estalla en ira, responde: En primer lugar, es una carga cuando una persona a la que amas, por sus cualidades positivas, ternura, amabilidad, entre otras, de repente se comporta de manera horrible. Sucede de repente, a menudo sin motivo. Es muy doloroso para mi. Me cuesta aceptarlo. Por otro lado, sé que es una enfermedad (sus efectos) y trato de entenderla y olvidarla. Intento apoyar. Por lo tanto, es necesario compartir el conocimiento sobre la enfermedad con una pareja; sin apoyo, la relación puede romperse.

Ella: Tengo Hashimoto - durante 11 años con Euthyrox, he alcanzado la dosis de 150. El médico no me da nada excepto un examen de TSH, y me hice una ecografía y una biopsia de tiroides solo una vez, ¡hace 11 años! Durante este tiempo con 55 kg. ¡He alcanzado los 100 kg! A mi petición firme para combatir la obesidad, el médico me recetó Letrox 150 y Glucophage 500 - llevo 2 años tomando los dos y me he convertido en un monstruo perezoso - agregaré que a medida que aumento de peso soy cada vez menos físicamente activo. Cuando le pregunté sobre la relación entre el aumento de peso y la enfermedad, respondió: "¡Come menos!"

Él: Luchar contra Hashimoto no es una pelea para "velocistas", no es una pelea para personas que toman atajos. En la lucha contra Hashi, tenemos a casi todos unos contra otros, incluidos médicos y familias. La mayoría de las veces escuchamos: "Pero los resultados son normales", "tienes un grupo de apoyo". Hashi es una enfermedad delicada, para encontrar la causa, necesitas el apoyo de los médicos y la familia, también necesitas paciencia, ampliando tu conocimiento y preparación para los sacrificios (rehabilitación de ciertos productos) No hay juez en este maratón - el juez es el cuerpo y el convicto es la tiroides y el desequilibrio hormonal - y por lo tanto, pueden ser: depresión, problemas para quedar embarazada, otros numerosos enfermedades acompañantes. Los síntomas son tiroiditis. ¡Uno de muchos! Por eso es tan importante conocer tu cuerpo y sus reacciones. Podemos ayudarnos unos a otros apoyándonos unos a otros, escribiendo cómo mejoramos nuestro bienestar. Excepcionalmente hay un Compañero empático que comprende, apoya y no deja a un compañero / compañero de Hashi en un momento en el que necesita más calidez y comprensión. No he tenido esa ayuda y no la tengo - soy un hombre, y Hashimoto está "supuestamente" una enfermedad femenina y...

Al final, se suponía que iba a estar la historia de Iza (37 años), con quien conversamos mucho tiempo, pero el 26 de enero de 2016. Recibí el mensaje: Sra. Edyta, lamento retirarme. Desafortunadamente, perdí otro embarazo. No estoy de humor para nada. Sé que lo entenderás. Iza.

Entiendo perfectamente y sé lo que ella puede sentir: perdí dos hijos como resultado del hipotiroidismo y de Hashimoto.

Puede resultarle útil:

  1. www.hashimoto.pl
  2. www.jakmotyl.pl
  3. www.stowarzyenie-hashimoto.pl
  4. www.facebook.com/groups/hashimoto.grupa.wsparcia/
  5. Reservar ¿CÓMO VIVIR CON HASHIMOTO? Una guía para el paciente. (Leben mit Hashimoto-Thyreoiditis) por el Dr. Med. Leveke Brakebusch y Prof. Dr. Armin Heufelder, MD; traducción: Marcin Barysz y Hanna H. Chmielewska
  6. La transmisión se realizó el 12 de julio de 2015 en Radio Dla Ciebie - "RDC Evening": http://www.rdc.pl/podcast/wieczor-rdc-jak-zyc-z-choroba-hashimoto/

El texto se publicó originalmente en Medonet.pl en 2016

El contenido del sitio web healthadvisorz.info tiene como objetivo mejorar, no reemplazar, el contacto entre el usuario del sitio web y su médico. El sitio web está destinado únicamente a fines informativos y educativos. Antes de seguir los conocimientos especializados, en particular los consejos médicos, contenidos en nuestro sitio web, debe consultar a un médico. El Administrador no asume ninguna consecuencia derivada del uso de la información contenida en el Sitio web. ¿Necesita una consulta médica o una receta electrónica? Vaya a healthadvisorz.info, donde obtendrá ayuda en línea de forma rápida, segura y sin salir de casa.. Ahora puede utilizar la consulta electrónica también de forma gratuita en el marco del Fondo Nacional de Salud.

Etiquetas:  Sexo-Amor Sexo Salud