Nódulos tiroideos: causas, síntomas, métodos de tratamiento. Nódulos tiroideos y cáncer

Por lo general, se detectan durante un examen médico y una ecografía (ultrasonido) de la glándula tiroides o el cuello, con mayor frecuencia en mujeres. Todos los nódulos tiroideos requieren observación y algunos también necesitan tratamiento. Afortunadamente, solo un pequeño porcentaje de ellos resultan ser tumores malignos.

Shutterstock

Nódulos tiroideos - causas

La glándula tiroides es un órgano responsable del metabolismo. Gracias a ella se secretan hormonas como la calcitonina, tiroxina y triyodotironina. Los nódulos tiroideos, también llamados bocio nodular, son un síntoma de agrandamiento de la glándula tiroides. Para detectarlos, no siempre es necesario participar en un examen de palpación, ya que se pueden sentir debajo de los dedos. Los nódulos tiroideos son una enfermedad endocrina que ocurre en el 10-40% de las personas. pacientes, principalmente mujeres.

Existen varias razones para la formación de nódulos dentro de la glándula tiroides. La mayoría de los endocrinólogos dicen que la principal causa de la afección es la deficiencia de yodo, sin la cual la glándula tiroides no puede funcionar correctamente. Cuando la deficiencia del elemento en la dieta es duradera, la glándula tiroides deja de producir la cantidad adecuada y esto conduce a un aumento en la concentración de la hormona estimulante del tiroides por parte de la glándula pituitaria y la formación de nódulos.

Los nódulos tiroideos pueden aparecer tanto en grupos más grandes como más pequeños; a veces hay muchos de ellos y, a veces, son únicos. Hay dos tipos de nódulos tiroideos: nódulos sólidos (que llenan las células) y quistes (lesiones tiroideas llenas de líquido). La formación de nódulos tiroideos, además de la deficiencia de yodo tiroideo, puede verse influenciada por enfermedades autoinmunes que conducen a tiroiditis, por ejemplo, enfermedad de Hashimoto.

¿Se pregunta cómo planificar adecuadamente su suplementación? Aprenda cómo apoyar de manera inteligente su tiroides y su sistema inmunológico en este enlace. ¡Conozca el protocolo de suplementación de Thyroset lo antes posible!

La enfermedad es más común en las mujeres porque son más propensas a tener problemas de tiroides, esto se debe al hecho de que sufren intensos cambios hormonales durante la adolescencia, el embarazo, la lactancia y la menopausia. Cada uno de los cambios mencionados anteriormente puede causar hipertiroidismo o hipotiroidismo. Sin embargo, vale la pena agregar que aún no se han establecido las causas específicas de los nódulos tiroideos.

El uso de la gammagrafía puede diagnosticar si un solo nódulo tiroideo autónomo está causando hiperfunción. Gracias al examen, también es posible complementar el diagnóstico de bocio nodular tóxico con una evaluación precisa de la distribución de isótopos. El método de gammagrafía también le permite determinar qué tipo de nódulo tiroideo está tratando. En medicina nuclear se describen como nódulos "calientes" (absorben un isótopo como el tejido tiroideo normal); nódulos "fríos" (no capturan el isótopo); nódulos "calientes" (atrapan el isótopo más que el resto de la carne).

Lea también: ¿Qué ayudará a una glándula tiroides con exceso de trabajo?

Los síntomas de los nódulos tiroideos.

La presencia de nódulos tiroideos puede ser difícil de detectar inicialmente, ya que a veces no hay síntomas clínicos en las primeras etapas. Sin embargo, después de un tiempo se vuelven visibles, porque el espacio anatómico del área tiroidea es pequeño y hay presión a medida que se desarrollan los nódulos. Los bultos en la tiroides se encuentran en la parte frontal del cuello y se pueden sentir con la mano a medida que el cuello se agranda en esta área.

Muchas mujeres se dan cuenta de los bultos en la tiroides al tragar; el cuello está tenso, lo que ayuda a detectar un bulto. Sin embargo, en algunos casos los nódulos son tan pequeños que en ocasiones no provocan síntomas visibles a simple vista y el paciente se entera de su presencia, por ejemplo, durante una ecografía de rutina de la glándula tiroides. En otros casos, los tumores son lo suficientemente grandes como para dificultar la respiración y causar dificultad para tragar y ronquera.

La anomalía en el trabajo de la glándula tiroides se puede determinar con precisión solo a través de pruebas de laboratorio. Cuando resulta que un paciente dado tiene desviaciones de las normas de diagnóstico, es una indicación para continuar con el diagnóstico. Vale la pena agregar que hay casos de personas que tienen nódulos en la glándula tiroides y las hormonas son normales.

Leer más sobre este tema: Síntomas de la enfermedad de la tiroides

¡Comprobación! Cáncer de próstata: hechos y mitos

Diagnóstico de nódulos tiroideos.

Los primeros síntomas que sugieren la presencia de nódulos tiroideos son opresión en la garganta, dificultad para tragar y tos crónica. Su tamaño y la consistencia del tejido alterado se pueden evaluar al tacto. Cualquiera que note tales cambios en el área del cuello (la glándula se encuentra allí) debe consultar a su médico de familia, quien ordenará un análisis de sangre para determinar si el cuerpo contiene la cantidad correcta de TSH (una hormona responsable de estimular la glándula tiroides).

Es aconsejable el diagnóstico de nódulos tiroideos, aunque no todos los nódulos deben tratarse. Sin embargo, vale la pena decidir realizar pruebas diagnósticas y, en función del resultado obtenido, decidir qué método de tratamiento utilizar. El tratamiento de los nódulos tiroideos, independientemente del tipo de terapia, consiste en reducir el tamaño de la glándula tiroides y los nódulos que contiene.

Haga una cita para una consulta de cirugía de tiroides hoy. Puede encontrar un especialista en su área en el sitio web clinics.pl.

Tratamiento de los nódulos tiroideos.

La forma de tratar los nódulos tiroideos depende del caso individual. El método es seleccionado por el médico y adaptado a la situación clínica individual. Uno de ellos es la observación, que dura de 1 a 2 años. La observación sirve para controlar el tamaño de los nódulos. A los 6 meses, el paciente debe someterse a un control y una ecografía cada 6-12 meses. Si muestran que los cambios están aumentando, el médico extiende las actividades de diagnóstico.

Los nódulos tiroideos se pueden tratar con hormonas. Gracias al procedimiento, el nivel de hormonas tiroideas se equilibra para preparar al paciente para la cirugía de glándulas. El hipotiroidismo se trata con reemplazo hormonal con levotiroxina. Los bultos también se pueden eliminar quirúrgicamente. Se logra una gran efectividad en el tratamiento de los quistes inyectando etanol en ellos; este es el método utilizado para tratar los nódulos individuales.

Cada año, el tratamiento de los nódulos tiroideos con el uso de técnicas de ablación microquirúrgica es cada vez más popular. El método está cada vez más disponible y está ganando más reconocimiento; se utiliza principalmente en el tratamiento de nódulos benignos, grandes y únicos. Según los especialistas, el riesgo de complicaciones es pequeño. Durante el tratamiento con la técnica ablativa, es posible utilizar, por ejemplo, un ecolaser, es decir, un láser infrarrojo con imágenes de ultrasonido.

Los nódulos tiroideos también se eliminan con la ayuda de veneno radioactivo, es decir, un elemento radiactivo. La glándula tiroides lo atrapa, lo que hace que comience a destruirse. Según los especialistas, este es uno de los métodos más seguros, aunque el tratamiento de nódulos neutros de esta forma requiere el uso de una gran dosis del elemento y el aislamiento temporal del paciente después del procedimiento. Además, después del procedimiento, el paciente deberá tomar hormonas tiroideas de forma permanente.

¿Cuánto cuesta eliminar los nódulos tiroideos?

Código HTML

Consulte también: ¿Qué es la enfermedad de la tiroides?

Tratamiento de los nódulos tiroideos y la edad.

El pronóstico de los carcinomas diferenciados de tiroides es mucho mejor en pacientes más jóvenes. El cáncer papilar tiene el mejor pronóstico y es completamente curable en la etapa de microcarcinoma. El método básico de tratamiento de las neoplasias de tiroides es su extirpación total con los ganglios linfáticos del cuello. Un rango menor de cirugía se reserva solo para un tumor muy pequeño (menos de 1 cm) de cáncer papilar.

La biopsia por aspiración con aguja fina es la prueba básica para reconocer o sospechar un cambio maligno en un tumor de tiroides. También permite derivar a los pacientes con sospecha de lesión maligna a tratamiento quirúrgico. Gracias a este estudio, ha disminuido el número de operaciones de bocio innecesarias y ha aumentado la tasa de detección de cáncer.

¿Cómo se realiza la operación de los nódulos tiroideos con ecolaser?

Durante el procedimiento, el médico usa agujas para insertar fibras ópticas en el tumor y transmitir energía desde la fuente láser. Como resultado, se genera calor, que destruye el tejido tumoral y conduce a la destrucción del tejido; como resultado, los nódulos mueren. El cirujano supervisa toda la operación de forma continua y, gracias a la imagen de ultrasonido, puede operar con precisión la luz láser sin dañar los tejidos próximos al tumor.

La extirpación de los nódulos tiroideos con láser tarda unos 30 minutos. Sin embargo, la duración del procedimiento depende de la cantidad de nódulos. La operación se suele realizar sin anestesia (ni general ni local). La piel del paciente permanece intacta y no es necesario realizar una incisión, lo que hace que el procedimiento sea cómodo. Sin embargo, vale la pena agregar que es posible utilizar anestesia local.

Nódulos tiroideos y cáncer

La presencia de nódulos tiroideos no implica necesariamente que una persona ya tenga o pronto desarrollará cáncer. Muchos nódulos son cambios benignos; según los especialistas, solo un pequeño porcentaje de los nódulos tiroideos son malignos. Sin embargo, para determinar si se sospecha que un paciente determinado tiene cáncer, se debe realizar un examen de ultrasonido; la preocupación puede deberse a la presencia de, entre otros, nódulos hipoecoicos.

Gracias al examen de ultrasonido, también puede notar cambios que indican un bajo riesgo de neoplasia maligna; estos incluyen, entre otros, quistes y pequeña hipertrofia nodular de la glándula tiroides. Además de los nódulos hipoecoicos mencionados anteriormente, los motivos de preocupación son también la consistencia compacta del nódulo, su rápido agrandamiento e irradiación. Para determinar si estamos ante un proceso maligno se debe realizar una biopsia de tiroides.

Los nódulos tiroideos a veces son presagios de neoplasias malignas, que son las enfermedades proliferativas tiroideas más graves. La enfermedad más común es el cáncer de tiroides, que se desarrolla principalmente a partir de células del epitelio alveolar o células periteliales. Las neoplasias malignas se desarrollan raramente y los nódulos tiroideos ocurren en cada décima mujer; aproximadamente el 5% de los nódulos tiroideos son el cáncer de tiroides mencionado anteriormente.

Entre las neoplasias, hay neoplasias diferenciadas (carcinoma papilar y folicular), que constituyen el 90%. cáncer de tiroides. El peor pronóstico es el cáncer indiferenciado, que constituye del 2 al 5 por ciento. cáncer de tiroides. También hay cáncer de tiroides medular, que representa alrededor del 5 por ciento. cáncer y linfoma, un tumor maligno poco común que se presenta en personas con tiroiditis crónica.

Generalmente, el cáncer de tiroides no afecta la función de la glándula tiroides. El factor predisponente para su desarrollo es la irradiación externa del cuello con rayos ionizantes y la presencia de la enfermedad en familiares. La deficiencia de yodo juega un papel importante en el desarrollo del cáncer de tiroides folicular. El desarrollo de cáncer papilar se ve favorecido por el consumo de cantidades excesivas de yodo.

Más información: neoplasias de tiroides: tipos, causas, síntomas, diagnóstico. Tratamiento del cáncer de tiroides

¿Pueden desaparecer los nódulos tiroideos?

Por lo general, los nódulos tiroideos no requieren tratamiento, solo un control regular. Hay muchos casos en los que un médico ha descubierto que un nódulo tiroideo se ha encogido, pero la razón fue, por ejemplo, un error en una prueba anterior; a veces, un nódulo tiroideo puede confundirse con un quiste o un vaso sanguíneo dilatado. Según algunos endocrinólogos, la probabilidad de que se absorba un pequeño bulto es bastante pequeña.

El contenido del sitio web healthadvisorz.info tiene como objetivo mejorar, no reemplazar, el contacto entre el usuario del sitio web y su médico. El sitio web está destinado únicamente a fines informativos y educativos. Antes de seguir los conocimientos especializados, en particular los consejos médicos, contenidos en nuestro sitio web, debe consultar a un médico. El Administrador no asume ninguna consecuencia derivada del uso de la información contenida en el Sitio web. ¿Necesita una consulta médica o una receta electrónica? Vaya a healthadvisorz.info, donde obtendrá ayuda en línea de forma rápida, segura y sin salir de casa.. Ahora puede utilizar la consulta electrónica también de forma gratuita en el marco del Fondo Nacional de Salud.

Código HTML
Etiquetas:  Medicamentos Sexo-Amor Psique