Trombosis: causas, tratamiento y prevención. Los seis síntomas más comunes de la trombosis.

La trombosis es una enfermedad insidiosa; a veces se desarrolla de forma silenciosa y no presenta ningún síntoma. Desafortunadamente, los efectos de la trombosis pueden ser muy graves: pueden producirse una embolia pulmonar y la muerte. Se estima que alrededor de medio millón de personas en Europa mueren cada año a causa de esta enfermedad. Por tanto, es especialmente importante conocer las causas y los síntomas de la trombosis.

Sebastián Kaulitzki / Shutterstock

Trombosis - características

La trombosis es un tromboembolismo venoso. La trombosis suele afectar las venas de la pierna, con menos frecuencia el muslo o la pelvis, pero también hay trombosis de la vena porta o hepática. La trombosis es una afección en la que se produce una embolia venosa que restringe o bloquea completamente la luz de la vena. El coágulo impide que la sangre fluya correctamente por la vena, lo que se manifiesta por síntomas desagradables para el paciente.

La trombosis es la enfermedad que precede al tromboembolismo venoso. En el curso de esta enfermedad, un fragmento del coágulo se desprende de la pared de la vena. El coágulo puede viajar a los órganos u otras partes del cuerpo junto con la sangre.

Esto, a su vez, provoca isquemia e hipoxia de los tejidos locales. La falta de diagnóstico y tratamiento de la trombosis puede causar embolia venosa del corazón o los pulmones, que a menudo resulta en la muerte súbita del paciente.

La trombosis venosa es una enfermedad en la que se desarrolla un coágulo en la luz de un vaso sanguíneo debajo de la fascia profunda. En relación con lo anterior, los cambios patológicos se refieren a venas profundas. Por lo tanto, el nombre completo de esta afección es trombosis venosa profunda.

Si desea obtener más información sobre la estructura y las funciones del sistema circulatorio, asegúrese de leer: Funciones del sistema circulatorio

Tipos de trombosis

La trombosis no es una enfermedad homogénea y existen varios tipos de esta enfermedad en la medicina. Los tipos de trombosis se distinguen según la ubicación del coágulo que se produce. Se enumeran los siguientes tipos de trombosis venosa:

  1. Trombosis distal: este es un tipo de trombosis que afecta las venas de la pantorrilla. La trombosis distal es la más común. Es una enfermedad que rara vez conduce a la formación de embolias pulmonares potencialmente mortales;
  2. trombosis proximal: este es un tipo de trombosis que ocurre en la pierna, especialmente en la vena poplítea, vena cava inferior, así como en las venas ilíaca y femoral. La trombosis proximal debe diagnosticarse y tratarse lo antes posible, ya que la embolia pulmonar es una complicación común;
  3. trombosis de las venas superficiales: esto es trombosis, que es una enfermedad acompañante de las venas varicosas. La trombosis de las venas superficiales afecta las venas que se encuentran justo debajo de la fascia;
  4. trombosis venosa profunda: es una trombosis que afecta el sistema venoso de las extremidades inferiores;
  5. embolia pulmonar, también conocida como trombosis pulmonar;
  6. trombosis hepática: se producen cambios trombóticos en las venas del hígado. También pueden cubrir la vena cava inferior;
  7. trombosis en el embarazo: un tipo de trombosis que se adquiere durante el embarazo. La trombosis venosa en el embarazo afecta el segmento ilio-femoral y es causada por la compresión de vasos y órganos por el útero;
  8. Inflamación dolorosa: una forma aguda de trombosis venosa que causa muchos síntomas dolorosos.

¿Qué vale la pena saber sobre la arteria principal del cuerpo humano? Revisados: Aorta, la principal arteria humana.

Trombosis - causas

En un sistema circulatorio que funcione correctamente, el flujo de sangre a través de las venas hacia el corazón no está restringido ni bloqueado de ninguna manera. La sangre de las venas de las extremidades inferiores se bombea al corazón mediante músculos activos, mientras que el flujo de sangre en la otra dirección está controlado por válvulas en las venas.

Si se altera el mecanismo del flujo sanguíneo, se inflama y, como consecuencia, se daña el epitelio que recubre las venas. Donde hay daño, las plaquetas se adhieren a las paredes de las venas y forman un coágulo entre sí. En esta situación, el lumen de los vasos sanguíneos se estrecha, lo que impide o impide el libre flujo de sangre periférica al corazón.

Hay 3 factores que pueden provocar una trombosis. La aparición de al menos dos de los tres síntomas del llamado La tríada de Virchow puede ser la causa de esta dolencia. La hipótesis sobre las causas de la trombosis fue propuesta por primera vez en 1856 por Rudolf Virchow, patólogo y antropólogo alemán. Los síntomas de la tríada de Virchow son:

  1. trastornos en el flujo sanguíneo venoso: pueden ser causados, por ejemplo, por la inmovilización de la pierna o la presión sobre las venas;
  2. cambios en la composición de la sangre que aumentan el riesgo de formación de un coágulo de sangre, por ejemplo, trombocitemia
  3. cambios en el endotelio vascular que surgen como resultado del daño vascular como resultado de varios factores externos.

Sin embargo, se supone que las causas más comunes de trombosis son la inmovilización a largo plazo de la pierna y el uso de anticonceptivos orales en personas con factores de riesgo adicionales.

Es muy raro que se desarrolle una trombosis en las extremidades superiores. Una vez diagnosticada, generalmente es causada por sobrecarga de la extremidad o presión sobre la vena por la costilla, la clavícula o los músculos.

La trombosis a menudo ocurre en personas que permanecen en el hospital durante mucho tiempo debido a una enfermedad grave o para operaciones ortopédicas o quirúrgicas. Esto afecta con mayor frecuencia a los ancianos. Estas personas deben estar bajo atención médica constante. La consulta en línea también en el Fondo Nacional de Salud puede ser de gran ayuda para ellos. La consulta se realiza en un horario conveniente para el paciente y sin salir de casa.

¿Qué es la vena porta y qué debe saber al respecto? Leer: La vena porta: ¿qué es y cuáles son sus funciones en el cuerpo humano?

Medonetmarket - aquí encontrará pruebas y tratamientos

Los síntomas de la trombosis.

Los síntomas de la trombosis son bastante distintivos y la lista es relativamente larga. Conocer los síntomas de la trombosis es extremadamente importante, ya que puede prevenir complicaciones graves de la afección.

Al discutir los síntomas que indican trombosis, vale la pena prestar atención a los 6 síntomas más comunes de trombosis:

  1. hinchazón y dolor en las piernas: la trombosis venosa profunda es el tipo de enfermedad más común. Uno de los primeros signos de que algo está sucediendo en el cuerpo es el dolor en las piernas, que se alivia levantando la extremidad hacia arriba. También puede notar algo de hinchazón. ¿La piel tiene un color extraño? También puede ser un síntoma de trombosis. Cuando la sangre no fluye correctamente, la piel puede ser pálida e incluso azul grisácea. Si nota estos síntomas, no lo dude y programe una cita con un médico rápidamente;
  2. fiebre: tanto con trombosis venosa profunda como con embolia pulmonar, se observa fiebre en los pacientes. También vale la pena prestar atención al calentamiento de una extremidad: si la pierna se siente más caliente que el resto del cuerpo, puede indicar que se ha formado un coágulo;
  3. dolor en el pecho: el dolor en el pecho generalmente se asocia con un ataque cardíaco, pero también es característico de una embolia pulmonar muy peligrosa. Si se acompaña de una sensación de presión y dificultad para respirar, llame a una ambulancia de inmediato. Es una afección potencialmente mortal, ya que puede provocar un paro cardíaco repentino;
  4. paresia de las extremidades: el entumecimiento frecuente de las extremidades debería causarle ansiedad. No significa necesariamente que tenga trombosis, pero es un síntoma de muchas afecciones, por ejemplo, neurológicas, por lo que es mejor verificarlo. La falta de sensibilidad en brazos y piernas también puede indicar trombosis. ¿Por qué? El flujo sanguíneo interrumpido causa entumecimiento y hormigueo en las extremidades;
  5. dificultad para respirar: si tiene dificultad para respirar, puede ser un síntoma silencioso de trombosis. ¿A menudo no puedes recuperar el aliento? Es mejor consultar a un médico, ya que tal síntoma puede indicar una embolia pulmonar. Por supuesto, la dificultad para respirar puede ser un síntoma de debilidad temporal, pero también puede ser un síntoma de problemas de salud más graves, como insuficiencia cardíaca y angina de pecho;
  6. alteraciones del habla y la visión: la visión borrosa puede ser el resultado de alteraciones en el flujo sanguíneo. Si, además de los problemas de visión, existen otros problemas mencionados anteriormente, consulte a su médico. Un especialista evaluará si se necesitan más pruebas.

Si desea saber qué medicamentos se administran para la insuficiencia cardíaca, consulte: Nonpres

Trombosis: ¿quién está en riesgo?

Hay algunos casos de mayor riesgo de desarrollar trombosis. El grupo de riesgo incluye principalmente a personas que:

  1. tiene más de 40 años: después de los 40 años, el riesgo de desarrollar trombosis aumenta dos veces en cada década posterior de la vida;
  2. están inmovilizados como resultado de un accidente o una enfermedad crónica grave: la inmovilización del cuerpo, especialmente las piernas, da como resultado una reducción del flujo sanguíneo venoso. Cabe señalar que también puede ser peligroso para la salud del paciente permanecer sentado durante varias horas, por ejemplo, mientras viaja en avión;
  3. se sometió a intervenciones quirúrgicas en la zona de miembros inferiores, cavidad abdominal o pelvis. En este caso, la trombosis es el resultado de daño de la pared vascular, anestesia general e inmovilización prolongada;
  4. ha tenido trombosis venosa profunda: la probabilidad de desarrollar una trombosis es mucho mayor en quienes ya han sido diagnosticados con la enfermedad, incluso después de un tratamiento exitoso;
  5. están embarazadas y durante el puerperio: durante el embarazo en las mujeres hay hipercoagulación, además en la cavidad abdominal, como resultado del aumento de la presión arterial, el estancamiento de la sangre no es infrecuente. Estos factores contribuyen al desarrollo de trombosis;
  6. use anticonceptivos orales y se someta a terapia de reemplazo hormonal: los preparados utilizados para la anticoncepción reducen la actividad de los procesos que inhiben la coagulación, gracias a los cuales las plaquetas se adhieren más fácilmente y forman un coágulo;
  7. sufre de tumores malignos, especialmente cáncer de cerebro, páncreas, pulmón u ovario;
  8. trata para otras enfermedades tales como insuficiencia cardiorrespiratoria, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, trombocitopenia, parálisis de las extremidades y síndrome nefrótico;
  9. con trastorno de la coagulación sanguínea congénito o adquirido;
  10. llevar un estilo de vida poco saludable, fumar, ser obeso o con varices;
  11. después de un accidente cerebrovascular, ataque cardíaco o sepsis.

¿Sabes qué es una arteria y qué importancia tiene en el cuerpo humano? Leer: Arteria: qué es y qué papel juega en el cuerpo humano.

Trombosis: ¿qué pruebas vale la pena hacer?

Los síntomas de la trombosis no siempre son específicos, por lo que el médico debe derivar al paciente a un examen adecuado antes de hacer un diagnóstico. La realización de pruebas descartará principalmente otras enfermedades, como hipertensión o insuficiencia circulatoria.

Una de las primeras y más importantes pruebas durante una entrevista médica es la llamada escala de Wells. En este estudio, el paciente responde a 12 preguntas que se relacionan con su salud general y síntomas de trombosis. Se otorga un punto por cada sí.

La suma de los puntos determina el nivel de probabilidad de desarrollar una trombosis. Si la probabilidad es baja, se requiere el resultado de una prueba de dímero D para descartar trombosis. Si existe una alta probabilidad de trombosis, se deben realizar otras pruebas e instaurar tratamiento con anticoagulantes.

Los diagnósticos necesarios en caso de sospecha de trombosis incluyen las siguientes pruebas:

  1. Ecografía Doppler: la prueba le permite observar con precisión lo que está sucediendo en las venas. Los bultos en las paredes y las alteraciones en el flujo sanguíneo indican coágulos y coágulos de sangre;
  2. imagen de resonancia magnética;
  3. venografía de contraste;
  4. examen físico;
  5. estudio de los dímeros D (los dímeros D se forman durante la descomposición de los coágulos de sangre).

Durante el diagnóstico de trombosis venosa, también vale la pena realizar pruebas genéticas en esta dirección. Las personas con antecedentes familiares de trombosis deben considerar realizar esta prueba.

Código HTML

¿Cuáles son las enfermedades más comunes del sistema circulatorio? Cheque: Enfermedades del sistema circulatorio.

Trombosis - tratamiento

Existen varios métodos para tratar la trombosis. Los tratamientos más importantes y más utilizados para la trombosis son:

  1. tratamiento anticoagulante: este es el tratamiento más utilizado para la trombosis. El objetivo principal de este método es evitar que el coágulo crezca, pero también evitar la formación de más coágulos. La anticoagulación se utiliza en gran medida para prevenir la embolia pulmonar. En este método de tratamiento, el paciente recibe inyecciones subcutáneas de heparina durante un mínimo de 5 días. Si la enfermedad está muy avanzada, el período de inyección puede ser de 10 días. Las personas que luchan con neoplasias malignas a menudo se someten a terapia hasta por seis meses. Además, al paciente se le administra por vía oral un fármaco anticoagulante: acenocumarol. Este medicamento es profiláctico y reduce el riesgo de volver a desarrollar trombosis. Este método de tratamiento puede usarse no solo en un hospital, sino también en el hogar, especialmente si la salud del paciente es estable;
  2. Tratamiento trombolítico: este tratamiento está diseñado para disolver el coágulo de sangre en la vena. La terapia trombolítica se usa en casos severos de trombosis proximal, especialmente cuando el paciente está en riesgo de amputación de una extremidad. El tratamiento se basa en la administración de estreptoquinasa intravenosa o tópica a través de un catéter. El tratamiento se lleva a cabo en un entorno hospitalario;
  3. tratamiento quirúrgico: la cirugía es el tratamiento menos utilizado para la trombosis. La decisión de someterse a una cirugía se toma cuando la enfermedad está muy avanzada y no se puede utilizar la terapia trombolítica. Durante la cirugía, el coágulo se extrae con un catéter de Fogatry. En algunos casos, su médico puede decidir insertar un filtro en la vena cava inferior. El filtro está diseñado para evitar que los coágulos lleguen a los pulmones y provoquen una embolia pulmonar.

Puede encontrar especialistas y clínicas que se ocupan del diagnóstico y tratamiento de la trombosis en el sitio web clinics.pl.

¿Qué hace la cardiología? Check: Cardiología: la ciencia del corazón

Trombosis en el embarazo: ¿aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad?

Las mujeres embarazadas deben observar su cuerpo de manera especial y reaccionar ante síntomas perturbadores que indiquen trombosis. El riesgo de trombosis venosa aumenta durante el embarazo. Esto se aplica en particular a aquellas mujeres que usaron anticonceptivos orales antes de quedarse embarazadas.

El tromboembolismo venoso es una de las causas comunes de abortos espontáneos en el segundo y tercer trimestre. Por esta razón, recomendamos las pruebas genéticas para tromboembolismo disponibles en Medonet Market. También puede realizar un paquete más amplio de pruebas genéticas para mujeres embarazadas o que estén planeando un embarazo.

El riesgo de trombosis durante el embarazo aumenta como resultado de los cambios hormonales y el aumento de la presión sobre las venas ilíacas y la presión sobre otros órganos del útero. Además, el feto en desarrollo ejerce presión sobre las venas ilíacas, lo que provoca una trombosis en el área ilio-femoral.

¿Cuáles son las causas y los síntomas de la presión arterial baja? Verificar: Presión arterial baja: síntomas, riesgos, ¿cómo tratarla?

Trombosis: las complicaciones más comunes

La trombosis no diagnosticada y no tratada es peligrosa para la salud y la vida del paciente. Las complicaciones que ocurren pueden conducir a insuficiencia venosa crónica o síndrome trombótico.

Una de las complicaciones más comunes de la trombosis es la embolia pulmonar. Esta complicación es grave ya que representa una amenaza directa para la vida del paciente. En casos extremos, la embolia pulmonar puede causar paro cardíaco, hipoxia y muerte.

Las complicaciones que conducen a la embolia pulmonar suelen afectar a personas obesas, personas que padecen cáncer, después de operaciones o lesiones. Los síntomas de la trombosis pulmonar son dificultad para respirar, fiebre, dolor de pecho, tos, hemoptisis, taquicardia y mareos.

Una complicación frecuente de la trombosis también es la embolia retrógrada. La complicación es que un trombo desprendido puede cerrar el vaso periférico, provocando isquemia tisular u orgánica. Los síntomas de la embolia retrógrada son dolor intenso y repentino, piel pálida y fría y paresia de las extremidades inferiores. En algunos casos, las venas superficiales colapsan y la frecuencia cardíaca es prácticamente indetectable.

¿Qué es la escleroterapia y cuándo se realiza? Leer: Escleroterapia: ¿de qué se trata este tratamiento, cuándo usarlo y cuáles son los efectos?

Trombosis: ¿se puede prevenir?

Las medidas preventivas en caso de trombosis son de suma importancia, especialmente para las personas en riesgo. Los métodos para prevenir la trombosis se dividen en dos grupos: farmacológicos y físicos.

Los métodos físicos reducen la estasis venosa e incluyen:

  1. levantar las piernas por encima del nivel del cuerpo cuando está acostado;
  2. movimientos o ejercicios frecuentes para activar las articulaciones de las extremidades inferiores;
  3. iniciar al paciente lo antes posible después de operaciones o procedimientos;
  4. limitar la estancia prolongada en una posición sentada o de pie, el movimiento de las extremidades es importante;
  5. el uso de medias elásticas para los miembros inferiores; sin embargo, recuerde no usarlas en casos de aterosclerosis, cambios inflamatorios o ulceraciones cutáneas

Los métodos farmacológicos, por otro lado, reducen la coagulación sanguínea. Consisten en tomar heparina de bajo peso molecular y anticoagulantes orales. El sistema cardiovascular se puede apoyar con suplementos. Hay suplementos cardiovasculares naturales disponibles en Medonet Market. Los productos probados pueden reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Si quieres saber más sobre la trombosis u otras enfermedades de las venas, lee también:

  1. Trombosis: un asesino silencioso que ataca inesperadamente
  2. ¿Pasas demasiado tiempo frente al televisor? Te estás poniendo en una amenaza letal
  3. ¿Son los hematomas y las arañas vasculares un presagio de las venas varicosas?

¿No ha podido encontrar la causa de sus dolencias durante mucho tiempo o todavía la está buscando? ¿Quieres contarnos tu historia o llamar la atención sobre un problema de salud común? Escriba a la siguiente dirección: [email protected] #Juntos podemos hacer más

El contenido del sitio web healthadvisorz.info tiene como objetivo mejorar, no reemplazar, el contacto entre el usuario del sitio web y su médico. El sitio web está destinado únicamente a fines informativos y educativos. Antes de seguir los conocimientos especializados, en particular los consejos médicos, contenidos en nuestro sitio web, debe consultar a un médico. El Administrador no asume ninguna consecuencia derivada del uso de la información contenida en el Sitio web. ¿Necesita una consulta médica o una receta electrónica? Vaya a healthadvisorz.info, donde obtendrá ayuda en línea de forma rápida, segura y sin salir de casa..

Código HTML
Etiquetas:  Sexo-Amor Sexo Salud