Las cinco formas más efectivas de tratar las estrías

Bio-aceite Socio de publicación

Las estrías son uno de los problemas comunes que afectan principalmente a las madres jóvenes. Sin embargo, aparecen no solo durante el embarazo, sino también como resultado de trastornos hormonales, grandes fluctuaciones en el peso corporal o durante el crecimiento intensivo en adolescentes. ¿Cómo prevenir su formación o acelerar el desvanecimiento de aquellos que ya han aparecido en nuestra piel?

Shutterstock

¿Qué son las estrías?

Las estrías aparecen en la piel de los muslos, las nalgas, el abdomen, los senos, así como en los brazos y la espalda. Se trata de lesiones cutáneas finas, fusiformes, de color rosa o rojo pálido, cuya formación inicia el proceso inflamatorio. Con el tiempo, su color se vuelve perlado. Se cree que las estrías aparecen en la mayoría de las mujeres embarazadas (hasta un 90%) debido al proceso mecánico de estirar la piel.

Luego, se rompen las fibras de colágeno y elastina, que forman una estructura coherente de la epidermis. Sin embargo, el embarazo no es el único período en el que pueden aparecer estos desagradables cambios. Su desarrollo también está muy influenciado por trastornos hormonales (principalmente estrógenos), uso prolongado de medicamentos con corticoides en la composición, crecimiento excesivo en la etapa de la pubertad, grandes fluctuaciones de peso o aumento rápido de la masa muscular, por ejemplo, como resultado de entrenamiento de fuerza.

Las estrías no amenazan su salud, pero pueden afectar negativamente la confianza en uno mismo. Es mucho menos probable que las mujeres con líneas finas e irregulares en el cuerpo usen un traje de baño o un vestido corto. Cabe recordar que tanto los cuidados como el estilo de vida adecuado nos permitirán evitar las estrías o acelerar el proceso de desvanecimiento de las mismas.

¿Cómo combatir eficazmente las estrías?

La forma de tratamiento más eficaz es la profilaxis. Esta antigua regla también es perfecta para las estrías. Para evitar que se formen en la piel de los muslos, glúteos o abdomen, debes recordar algunas reglas básicas.

Masajes

Los masajes sistemáticos tienen un efecto positivo sobre la firmeza de la piel y la circulación vascular. Es un remedio no solo para las estrías, sino también para la celulitis y la pérdida de elasticidad de la piel. Los masajes en consultorios profesionales, realizados por un fisioterapeuta o masajista, así como los realizados por ti mismo, te ponen de buen humor y te permiten deshacerte de las tensiones que se han acumulado en nuestro cuerpo durante muchas semanas. Las preparaciones utilizadas durante el tratamiento a menudo están enriquecidas con aceites esenciales, que además calma la mente y relaja.

También puede darse un masaje en la comodidad de su propio baño. Basta con tener un cepillo grueso de cerdas naturales. Dicho SPA casero se puede realizar en seco o húmedo. Sin embargo, es importante masajear siempre el cuerpo hacia el corazón, es decir, comenzando desde los pies y moviéndose gradualmente hacia arriba. Inicialmente, la presión sobre el cepillo debe ser suave y, a veces, se puede aumentar la intensidad.

Actividad física

Se sabe desde hace mucho tiempo que el ejercicio es la base de la salud. Por este motivo, la actividad física se ubicó en la base de la Pirámide de Nutrición propuesta por el Instituto de Alimentación y Nutrición. El ejercicio diario fortalece los músculos, oxigena el cuerpo, le permite mantener un peso corporal saludable y también reduce la grasa corporal. Las mujeres embarazadas deben comenzar con ejercicios livianos y personalizados a partir del segundo trimestre. De esta manera, la piel queda efectivamente elastizada y el cuerpo está preparado para el parto. Las caminatas simples o la marcha nórdica en un parque o bosque cercano pueden ser útiles. Sin embargo, es importante que este movimiento sea sistemático.

Control de peso

Vale la pena comprobar el valor de su IMC (índice de masa corporal) de forma regular. Es un índice que se determina dividiendo su peso corporal en kilogramos por el cuadrado de la altura en metros. Un resultado superior a 25 kg / m² tiene sobrepeso y más de 30 kg / m² es obeso. Esta es una señal alarmante sobre la necesidad de cambiar su dieta e implementar actividad física.

Preparaciones hidratantes y elastificantes

Existen en el mercado muchas preparaciones especializadas probadas y seguras para mujeres embarazadas que previenen la formación de estrías o cicatrices de diversos orígenes. Un buen ejemplo son los aceites Bio-Oil® en dos variantes: especializados y naturales para pieles sensibles, cuya eficacia está confirmada por ensayos clínicos. Incluyen, entre otros aceites de lavanda, caléndula, manzanilla y romero, vitaminas A y E.

Club de expertos

La variante natural se basa en la acción de hasta 14 aceites preciosos y no tiene fragancias, colorantes ni conservantes adicionales. Specialist Oil tiene un ingrediente innovador y patentado, PurCellin Oil®, que suaviza la piel y restaura su elasticidad. Los aceites Bio-Oil® previenen la formación de lesiones cutáneas antiestéticas e igualan el tono de la piel, y los primeros efectos son visibles solo 2 semanas después de comenzar la aplicación. Los productos han disfrutado de la confianza inquebrantable de los consumidores durante más de 30 años.

Una dieta rica en proteínas.

Lo que termina en nuestros platos tiene un impacto significativo en el estado de la piel. Hablamos no solo de una dieta rica en verduras, frutas y fibra, que aportan vitaminas, minerales y todos los nutrientes necesarios, sino también proteínas. Sus fuentes son principalmente carnes magras, legumbres, productos lácteos (yogures naturales sin azúcar, kefirs, suero de leche), huevos y pescado. Se recomienda consumir alrededor de 0,9 g de proteína por cada kilogramo de peso corporal. También es una buena idea limitar el consumo de sal y alimentos procesados. El menú diario también debe incluir riego. Beber unos 2 litros de agua mineral sin gas nutre las células de la piel desde el interior, asegurando su elasticidad y firmeza.

Etiquetas:  Psique Medicamentos Sexo-Amor