Aceite de pescado: propiedades medicinales y contraindicaciones. ¿Cómo usarlo para fortalecer el cuerpo?

Tran es bien conocido desde la década de 1960, cuando se administró por primera vez para aumentar la inmunidad del cuerpo. Este agente es rico en ácidos grasos insaturados y vitaminas A y D, gracias a lo cual apoya el trabajo del cerebro. ¿Qué más puede hacer el aceite de pescado por nuestra salud y quién puede tomarlo?

titinsumartini / iStock

Aceite de pescado - propiedades para la salud

El aceite de hígado de pescado es un concentrado de aceite de hígado de bacalao del Atlántico y otros pescados de la familia del bacalao. El aceite de pescado debe sus propiedades a la gran cantidad de ácidos grasos insaturados en su composición. Estos incluyen Omega-3, Omega-6, EPA y DHA. Además, es rico en vitaminas A y D, que son especialmente necesarias durante el crecimiento del organismo, es decir, en niños y adolescentes. Sin embargo, la vitamina A también se llama vitamina de la juventud porque tiene propiedades regeneradoras para el organismo.

Tran - opiniones y recomendaciones de uso

El aceite de pescado se recomienda para cualquier persona que no tenga contraindicaciones médicas para su uso. Especialmente las personas que periódicamente tienen una mayor necesidad de vitamina A y D, como los niños y adolescentes, pero también los ancianos, debilitados o convalecientes después de una enfermedad grave. El aceite de pescado también se conoce como medida preventiva contra los resfriados periódicos y la gripe, por lo que es muy valorado como complemento alimenticio en otoño, invierno e incluso primavera. También será útil para personas que llevan un estilo de vida irregular, fuman cigarrillos, abusan del alcohol, viven bajo estrés o su dieta es baja en ácidos grasos insaturados.

Aceite de pescado - contraindicaciones

Desafortunadamente, el aceite de pescado también puede tener contraindicaciones. El médico decide si una mujer embarazada puede tomar aceite de pescado, porque la cantidad de vitamina A en el cuerpo es importante durante este período, pero no puede sufrir una sobredosis. Es importante controlar su dieta y los suplementos dietéticos, incluido el aceite de pescado. Este fármaco tiene grandes cantidades de vitamina A y, sin saberlo, puede sufrir una sobredosis, lo que puede tener consecuencias graves. No se debe administrar aceite de pescado a niños menores de 4 años.

Además, las personas que padecen cálculos renales, hipercalcemia y sarcoidosis no pueden tomar aceite de hígado de bacalao. El aceite de pescado interactúa con los anticoagulantes. No debe combinarse con otras preparaciones con vitaminas A y D, ya que puede producirse una sobredosis.

Los síntomas de la sobredosis de aceite de hígado de bacalao incluyen falta de apetito, poliuria, dolores de cabeza, aumento de peso y trastornos neurológicos. Por lo tanto, si tiene dudas sobre su salud, consulte a su médico de cabecera antes de usar aceite de hígado de bacalao. Visita de contratos en el portal healthadvisorz.info.

Medonetmarket - Aquí encontrará productos para la salud.

Dosis de aceite de hígado de bacalao para que sea eficaz

Siempre debe prestar atención a lo que está escrito en el paquete de aceite de pescado, porque 1 cápsula puede contener de 300 a 1250 UI. vitamina A y de 30 a 125 UI vitamina D3. Las normas de consumo para un adulto son de vitamina A - 800 UI, de vitamina D3 - 200 UI. En general, sin embargo, se recomienda tomar 2 cápsulas, 2 veces al día.

Por lo tanto, a la hora de comprar aceite de pescado, conviene fijarse en la cantidad de ingredientes que contiene. Y sobre todo, sea de bacalao o no, porque todos los demás -como el aceite de hígado de tiburón o el fletán- no son aceite de hígado de bacalao, aunque también tienen muchas propiedades valiosas. Desafortunadamente, muchos específicos todavía se llaman incorrectamente y comúnmente se dice que el aceite de pescado es simplemente aceite de hígado de pescado.

Puede pedir Tran Cod Liver Oil de Now Foods en forma de cómodas cápsulas ahora en medonetmarket.pl.

Etiquetas:  Sexo-Amor Psique Salud